El PJ amenaza con recurrir a la Corte si quitan fondos provinciales

Los gobernadores analizan presentar una medida cautelar La estrategia se definirá hoy en una cumbre Existe malestar con De la Rúa por la intención de Cavallo de recortar el dinero de la coparticipación Contactos con Alfonsín
Los gobernadores analizan presentar una medida cautelar La estrategia se definirá hoy en una cumbre Existe malestar con De la Rúa por la intención de Cavallo de recortar el dinero de la coparticipación Contactos con Alfonsín
(0)
29 de agosto de 2001  

Los gobernadores del justicialismo podrían recurrir a la Corte Suprema para impedir un recorte de los fondos que les envía la Nación en concepto de coparticipación si Domingo Cavallo no cumple con el monto mensual de 1364 millones de pesos que les corresponde a las provincias, según se estableció en el acuerdo fiscal de 2000.

El PJ endurecerá hoy su posición frente al Gobierno, cuando se cumple una semana de la firma del acuerdo entre el Gobierno y el FMI. Los catorce gobernadores definirán su estrategia en una cumbre, en la Casa de Tucumán en Buenos Aires, en la que no se descarta pedir una reunión con el presidente Fernando de la Rúa.

Según confiaron a LA NACION un gobernador de una provincia grande, otro de un distrito del centro y el gobernador Juan Carlos Romero (Salta), el PJ presentaría pasado mañana una medida cautelar ante el máximo tribunal (instancia en que dirimen los conflictos Nación-provincia) para que el Banco Nación deposite todos los meses la suma fija acordada en el último pacto fiscal firmado en 2000.

"Es una barbaridad que nos enteremos por los medios de que Economía violará pactos fiscales. Estamos dispuestos a recurrir a la Corte y analizaremos cuál es la acción más efectiva para evitar que nos quiten fondos. Varios íbamos a cumplir con el déficit cero, pero si nos quitan fondos no podremos", dijo Romero a LA NACION.

Existe malestar entre los gobernadores peronistas con Cavallo, que el fin de semana último anunció que los acuerdos fiscales no tenían relevancia porque "no se puede repartir lo que no se tiene". Esto irritó al máximo a los gobernadores peronistas (sobre todo a los de las provincias con problemas financieros), quienes, coordinados por Adolfo Rodríguez Saa (San Luis), definieron una cumbre para hoy.

"Usaremos todos los mecanismos jurídicos para evitar que avancen sobre los fondos federales. No nos pueden pedir que cedamos más impuestos", dijo el gobernador Carlos Ruckauf. Una fuente de su confianza aseguró a LA NACION que si bien éste no es el impulsor de la presentación ante la Corte, hay una decisión del PJ de actuar en bloque.

La otra jugada

Los fiscales de Estado de las provinciales viajarán a la Capital para analizar la presentación judicial que buscará impedir la rebaja de fondos.

El gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, que siempre mantiene la incógnita sobre sus posiciones, advirtió ayer que el Gobierno, en vez de recortar el dinero de la coparticipación, debería eliminar ministerios como Educación o Salud. "Es una venganza", dijo sobre la intención de Cavallo de reducir los fondos.

La otra estrategia que analizarán hoy los gobernadores peronistas es ponerse al frente de una ofensiva legislativa: impulsar el proyecto para hacer coparticipable el impuesto al cheque, iniciativa con la que amenazan los gobernadores cada vez que se tensó la relación con el Gobierno.

El gobernador José Manuel de la Sota (Córdoba) habló ayer con sus pares, entre ellos Ruckauf, Romero, y Rubén Marín (La Pampa) para adelantarles que tenía listo ese proyecto y que debía discutirse hoy.

Las provincias peronistas buscan con esa iniciativa cubrirse ante la eventual quita de fondos. Marín se comunicó ayer con algunos gobernadores aliancistas (que también rechazan la pretensión de Cavallo) y les habría dicho que están dispuestos a apoyar ese proyecto, según confió a LA NACION un gobernador que recibió esa información de parte de Marín.

Mientras los gobernadores planificaban ayer la cumbre, algunos legisladores justicialistas (entre ellos los senadores Carlos Corach y Eduardo Bauzá) mantenían una reunión reservada, en un departamento de la Capital, con el ex presidente y titular del radicalismo, Raúl Alfonsín.

Además de hablar sobre el proyecto de unidad nacional para las elecciones de octubre, los legisladores del PJ sondearon al jefe radical sobre qué margen había para un virtual apoyo de la UCR si el PJ avanzaba con el proyecto de coparticipar el impuesto al cheque. "Lo escuchamos con ganas de acompañarnos", dijo a LA NACION una fuente que participó de ese encuentro.

El dato fue informado a los gobernadores del PJ, que definirán su juego esta noche: existe temor de que la protesta contra el ajuste se traslade a la Casa de Tucumán y los insulten.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.