El PJ convocó a una cumbre para delinear un plan de acción

El jueves se reunirá el Consejo; se espera la asistencia de los presidenciables
Jesica Bossi
(0)
27 de junio de 2014  

En un desayuno informal, entre mates y alfajores de maicena, la mesa chica del PJ terminó de definir ayer los próximos pasos: retomó la idea de movilizar el partido, fijó como prioridad consensuar un plan de trabajo y, en un lavado de cara en todos los frentes, impulsa la remodelación del viejo edificio de Matheu 130, casa central del peronismo.

Después de la renovación de autoridades en mayo, el sello había entrado en una especie de paréntesis forzado por los sobresaltos en la gestión nacional, que registró su pico máximo con el revés judicial en la pelea con los fondos buitre. Ahora, la intención es salir otra vez al ruedo, hacer desfilar al semillero de candidatos propios camino a la sucesión presidencial y, claro, respaldar a la Casa Rosada, sobre todo en la estrategia de negociación con los holdouts.

Ayer, luego de un encuentro con parte de la cúpula, el presidente del PJ, Eduardo Fellner, oficializó la convocatoria a una cumbre el próximo jueves. Será la primera reunión de la nueva composición del Consejo Nacional, órgano ejecutivo. Allí el jujeño deberá domar el debate de un megacuerpo ampliado de 75 a 178 miembros, que creció producto de una estrategia de contención de las diversas líneas internas.

El encuentro, para el que ya empezaron a cursar invitaciones, aglutinará a la plana mayor del Gobierno -entre otros, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, vicepresidente primero del PJ, y Carlos Zannini, apoderado-, a la liga de gobernadores, al sindicalismo y a La Cámpora.

También habrá silla para los siete presidenciables, bendecidos en el reparto de cargos con vicepresidencias honoríficas. En la lista están los postulantes más activos, como los gobernadores Daniel Scioli y Sergio Urribarri, y los ministros Florencio Randazzo y Agustín Rossi. Y, con proyecto más solapado, el resto: el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el senador Aníbal Fernández, y el salteño Juan Manuel Urtubey.

Ayer, en la charla que encabezó Fellner, se diseñaron los ejes del temario. Pidieron a cada secretaría elevar propuestas y se acordó recorrer el interior, con un esquema rotativo de dirigentes, según dijeron fuentes partidarias a LA NACION.

Con el propósito de "darle vida", también está en carpeta refaccionar la sede e instalar ahí al equipo del instituto de formación Gestar. Una leyenda, afuera, repetirá el lema del último congreso de Parque Norte: "Unidos somos el futuro de un gran país".

Tendrá su oficina en Matheu, además, José Ottavis, secretario general del PJ y representante de la juventud K. La influencia de La Cámpora, beneficiada en la distribución de puestos en el organigrama, es visible. Ayer, él y Eduardo "Wado" De Pedro, en papel de vicepresidente, guiaron la conversación, codo a codo con Fellner.

Antes de la reunión del Consejo, habrá una antesala peronista. El PJ bonaerense llamó el martes a un homenaje a la simbólica quinta de San Vicente, donde está el mausoleo de Juan Perón, en el día en que se cumplen 40 años de su muerte. La conmemoración se hizo extensiva a otros referentes, más allá de la frontera provincial.

Y, casi en maratón, preparan para el viernes una cita en Rosario, coordinada por Gestar. El think tank organiza una jornada de políticas públicas y, en una jugada táctica, lleva a disertar a tres funcionarios que se exhiben en la vidriera electoral: Diego Bossio, titular de la Anses y director del instituto de formación; Sergio Berni, secretario de Seguridad, y Randazzo. La jugada, de fondo, pretende operar sobre el disperso territorio santafecino, donde el PJ está fragmentado y no responde a ningún liderazgo central.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.