El PJ criticó al ministro Bastos por no concurrir a la interpelación del Senado

Algunos justicialistas pidieron que se considere realizarle un juicio político
(0)
29 de agosto de 2001  • 17:58

(DyN) - El bloque justicialista, acompañado discretamente por la UCR, criticó con dureza la negativa del ministro de Infraestructura y Vivienda, Carlos Bastos, a concurrir a la interpelación prevista para la sesión de hoy del Senado y solicitó que se considere su juicio político.

Aunque el funcionario ayer había comunicado en modo informal que no podía concurrir por tener que cumplir un viaje a Bariloche, hoy envió una carta en la que señaló que debía cumplir tareas protocolares, como recibir al intendente de Turín y a un embajador extranjero.

El primero en quejarse fue José Carbonell, titular de la comisión de Transporte, quien consideró "al menos una descortesía" la ausencia del funcionario y pidió renovar el reclamo de interpelación con la amenaza de hacerlo concurrir "bajo el uso de la fuerza pública".

Carbonell también se refirió al modo en el que Bastos informó que no concurriría al Senado, ya que lo hizo a través de una carta suscripta por una subsecretaria suya, lo cual, consideró el tucumano, "es una falta de respeto hacia el cuerpo".

En forma inmediata se sumó Jorge Yoma, quien directamente pidió "impulsar ante la comisión correspondiente de la Cámara de Diputados el juicio político de Bastos", moción que fue apoyada con entusiasmo por su compañero de bancada Eduardo Arnold, autor de los proyectos de derogación de dos controvertidos decretos impulsados por el ministro.

Así como no sorprendió el tono de las críticas opositoras -ya lo habían utilizado cuando reclamaron su interpelación-, fue llamativa la posición del delarruista José María García Arecha, quien dijo "querer conocer cuál es la vinculación del ministros Bastos con la empresa Enron".

El radical también propuso rechazar los términos de la carta del titular de Infraestructura y Vivienda, moción que fue aprobada por todos los legisladores.

Las principales objeciones de los senadores apuntan hacia la violación hacia la ley de Etica Pública en la que incurrió Bastos al asumir al frente del Ministerio inmediatamente después de haber actuado como asesor de Enron, sin cumplir con el año de carencia que reclama la norma.

También consideran que el decreto 804 sobre reglamentación del sistema energético incurre en medidas inconvenientes, especialmente por la creación de la figura de "comercializador", que según Carbonell "es una figura especialmente pensada para Enron".

Los legisladores responsabilizan también a Bastos por promover el decreto 802, que de acuerdo con su visión implica una reducción "insostenible" de Vialidad Nacional, así como el reconocimiento de deudas con empresas concesionarias "que no han sido comprobadas".

Finalmente, para calmar un poco los ánimos, el jefe del bloque PJ, José Luis Gioja, propuso volver a convocar a Bastos para el martes próximo y, en el caso de no concurrencia, "apelar al recurso de la fuerza pública".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?