El PJ empezó a armar su plan para llevar a la concertación

Es un proyecto de aliento a la producción
(0)
18 de diciembre de 2001  

Los ministros de Economía de las 14 provincias administradas por el Partido Justicialista se reunieron ayer en Buenos Aires para discutir las bases de un plan que presentarán al Poder Ejecutivo Nacional e intentarán ejecutar en sus distritos, con el fin principal de dar un impulso a la producción.

Una vez terminada la propuesta -cuando la aprueben los gobernadores- será la carpeta principal que llevarán los mandatarios del justicialismo a la Casa Rosada, si el presidente Fernando de la Rúa los convoca para seguir con la concertación política.

Ese proyecto podría darse a conocer el 27 del actual, en un encuentro que los gobernadores peronistas mantendrán con sus ministros en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

En la reunión de ayer (también fue en el CFI) los ministros y técnicos argentinos y extranjeros discutieron sobre los escenarios posibles en el contexto de la crisis que vive el país. Se habló de la dolarización, de la devaluación y de una posible cesación de pagos.

Sobre este último punto disertó Adam Lerrick, uno de los asesores del Partido Republicano en el Senado de los Estados Unidos y economista de la Universidad de Pennsylvania, que dio una visión pesimista sobre el rumbo de la economía argentina.

El gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, que coordinó la reunión, explicó que "fue muy positivo el diálogo", pero aclaró que "no se presentará ninguna conclusión hasta después de la próxima cumbre de mandatarios provinciales".

Al finalizar el encuentro, el ministro de la Producción del gobierno bonaerense, Jorge Sarghini, expresó que "el pensamiento del peronismo nada tiene que ver con la dolarización que podría instrumentar el Gobierno".

Sarghini presentó la idea del gobernador Carlos Ruckauf, para rebajar aún más los intereses que paga el país por la deuda externa y para rebajar impuestos.

"Tenemos que elaborar una propuesta en principio para las provincias. No es necesariamente un plan económico para el Gobierno, porque ésa es responsabilidad de la Alianza. Pero la idea es elaborar una metodología a partir de la cual surjan propuestas uniformes", indicó Sarghini.

Deudas atrasadas

Rodríguez Saá aclaró, además, que durante el encuentro se discutió de qué modo solucionar el conflicto por el envío del dinero de la coparticipación. Los ministros calcularon en un 34 por ciento la caída de los fondos que remite Economía.

Otro técnico que participó de la reunión fue el senador por Santa Fe Oscar Lamberto, hombre de confianza del gobernador Carlos Reutemann. "Fue muy interesante la exposición del norteamericano Lerrick, porque aportó una visión bastante distinta sobre la reestructuración de la deuda y el default, y sobre la necesidad de que la Argentina encuentre un plan para salir", remarcó.

Los funcionarios consultados afirmaron que ahora deberán seguir procesando información para alcanzar la propuesta común.

Durante el debate en el CFI, los ministros siguieron con atención los datos sobre la inminente presentación del presupuesto 2002. Todos querían discutir sobre los alcances del proyecto del oficialismo, pero había pocas certezas sobre lo que en definitiva contenía la iniciativa, que ingresó en el Congreso por la noche, cuando ya había terminado la reunión.

Para Lamberto esa dilación del Poder Ejecutivo es "otra de las clásicas jugadas para que el Congreso vote leyes en poco tiempo sin el debido estudio".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.