El PJ y la UCR intentarán acordar la ley de quiebras

El Gobierno presiona por la sanción
El Gobierno presiona por la sanción
Gustavo Ybarra
(0)
22 de enero de 2002  

Apurados por el Poder Ejecutivo, que quiere tener sancionada la ley antes de que finalice la feria judicial de verano (el próximo jueves 31), senadores y diputados del peronismo y del radicalismo se reunirán hoy para tratar de consensuar un texto definitivo al proyecto de modificación de la ley de quiebras. El objetivo central es superar las resistencias que frustraron el tratamiento en el Senado la semana última.

El encuentro está previsto para las 11.30 en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño (PJ-Buenos Aires), y se espera un debate arduo .

Es que, de hecho, los negociadores designados por el bloque de senadores justicialistas , Miguel Angel Pichetto (Río Negro) y Liliana Negre de Alonso (San Luis), llegarán a la reunión con posiciones divergentes, según se los anticiparon a LA NACION ambos legisladores.

Mientras que Pichetto defiende la propuesta del Poder Ejecutivo, Negre de Alonso insistió ayer en introducir modificaciones al proyecto.

El punto más conflictivo de la propuesta es la capitalización compulsiva de las deudas que la norma que obliga a las entidades financieras a aceptarla como forma de salvar a las empresas declaradas en concurso.

"Estamos de acuerdo con la capitalización, pero creemos que hay que limitarla a la emergencia pública declarada por el Congreso Nacional, es decir hasta el 10 de diciembre de 2003", afirmó la senadora puntana.

Además, Negre de Alonso se opone a la eliminación del instituto del "cram down", proceso que permite a la entidad acreedora o a un tercero hacerse cargo de la firma en problemas financieros y mantener así abierta la fuente de trabajo.

Al respecto, voceros del gobernador salteño Juan Carlos Romero confiaron que el mandatario habría obtenido el visto bueno del presidente Eduardo Duhalde para modificar el proyecto en el sentido de mantener el instituto del salvamento, actualmente contemplado en la ley de quiebras.

Diferencias de peso

Sin embargo, en diálogo con LA NACION, Pichetto fue taxativo al afirmar que "la línea del Poder Ejecutivo es eliminar el "cram down"".

"En esta crisis que vive el país no podemos permitir que las empresas nacionales queden a disposición de cualquier fondo de inversión para que se la apropie al 30% de su verdadero valor", afirmó el senador rionegrino.

Esta diferencia entre los representantes del PJ anticipa un debate complicado, mucho más si se toma en cuenta que desde el radicalismo también se le quiere introducir cambios al dictamen.

Así lo anticipó a LA NACION el jefe de la bancada opositora de la Cámara alta, Carlos Maestro (Chubut), que dijo que el radicalismo pretende darle al artículo de la capitalización "una redacción más aceptable, que beneficie al empresariado, pero que no implique un jubileo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.