"El Presidente todavía soy yo"

Defendió los indultos y dijo que no lo consultó con su sucesor
(0)
21 de mayo de 2003  

-¿Por qué decidió sobre el final de su gobierno los indultos?

-En realidad, lo empecé a decidir el año pasado. Estoy convencido de que el tema de la subversión, que tanto nos castigó, y la actitud de las FF.AA. y el desprecio de los gobiernos civiles se terminaron para siempre. Los militares han sido un ejemplo, los últimos años, de subordinación al sistema y colaboración en todo. Quería clausurar una etapa, tenía muchos requerimientos de organismos internacionales que decían que el sistema jurídico argentino no tenía una doble posibilidad o una alzada en relación al tema de Gorriarán Merlo eran ciertamente atendibles. El caso de Seineldín ya está saliendo, han pasado muchos años. Sé que desde el punto de vista político no sería conveniente, pero concluir esa etapa me parecía que era lo que correspondía.

-Por eso lo hizo cerca del final de su mandato.

-Sí, porque hay un ambiente más distendido y pacificado.

-¿Lo consultó con Kirchner? ¿Por qué el presidente electo lo objetó?

-No. Yo sabía que no le iba a gustar. El Presidente todavía soy yo. Hasta el domingo, el Presidente soy yo.

Duhalde se rió cuando terminó la frase, pero intentó, en tono amable, defender su decisión, que había comenzado a analizar el año último y que no definió porque iba a pagar un alto costo político. Ahora admite que, como se va, nadie le va a hacer ningún cuestionamiento en ese sentido.

-De verdad se siente aliviado por irse de la presidencia...

-Ahh, tremendamente aliviado. Me voy a ir con el presidente de Brasil, Inacio Lula da Silva, que me guardó dos lugares en el avión. Exclusivamente voy con mi mujer. Los dos solos. Para acostumbrarnos a manejar el teléfono, porque hasta el teléfono nos manejaban. Ahora lo va a tener que manejar con Chiche. Empezamos por Brasil y vamos a estar donde nos plazca, por lo menos veinte días, un mes.

-¿En un mes vuelve?

-También tengo una invitación para ir a Uruguay. Tengo tanto para leer y estudiar que acá voy a poder menos.

-No nos va a decir otra vez lo de la inmobiliaria.

-Yo nunca tuve inmobiliaria, fue mi mujer. Yo tuve estudio jurídico. Pero no lo voy a abrir en esta oportunidad. Sí voy a volver a la Universidad. Soy titular en Lomas, pero tengo intención de ir a Buenos Aires. Hay muy buenos profesores y quiero ser uno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.