Política económica. El presupuesto, en lista de espera