El primer mandatario y su gabiente participaron del Tedéum

(0)
25 de mayo de 2003  • 20:12

El cardenal Jorge Bergoglio afirmó hoy que no se puede "vivir indiferentes ante el dolor", ante la "marginalidad", y enfatizó que ello "nos debe indignar".

"Este suelo nunca tuvo vocación de marginar a nadie", expresó Bergoglio, quien presidía esta noche el tedéum que se celebra en la catedral metropolitana y de la que participan el presidente Néstor Kirchner y los miembros de su gabinete.

"Hemos visto avanzar" en el país "la inmensa sombra del abandono, la violencia usada para mezquinos intereses y la ambición de la función publica".

Bergoglio expresó asimismo que también se advierte ahora cómo "se redoblan los esfuerzos solidarios" de la sociedad argentina. "Ese es nuestro pueblo", enfatizó el cardenal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.