El reclamo de Greenpeace no empañó el clima de fiesta en La Rural

Hubo aplausos y un tono electoral en las tribunas de Palermo
Catalina Bontempo
(0)
4 de agosto de 2019  

El apoyo al presidente Mauricio Macri en su llegada al predio de Palermo, una semana antes de las PASO, se sintió con fuerza antes y después del acto inaugural de la 133» Exposición Rural. Los aplausos se alternaron con el grito de campaña "¡Sí se puede!". En inocultable clave electoral, el Presidente estuvo acompañado de dos de sus figuras más fuertes: la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes buscan también su reelección.

Vidal fue la primera en llegar al predio e inmediatamente se sintió que el ánimo general era de un fuerte apoyo a la gestión oficial. Minutos más tarde, acompañado por su esposa, Juliana Awada, llegó el Presidente, entre aplausos, mientras se agitaban en las gradas banderitas argentinas. Rodríguez Larreta asistió junto a su esposa, Bárbara Diez, y la hija de ambos, Serena, de tres años, que caminaba libremente por el palco oficial.

Tras el discurso del presidente de la Sociedad Rural y anfitrión del acto, Daniel Pelegrina, llegó el mensaje de Macri, recibido por un multitudinario "¡Sí se puede!" cantado por las personas que ocupaban las tribunas e, incluso, por gente que no logró entrar al acto, pero que se asomó por detrás de las vallas para vitorearlo.

Se neutralizó, de alguna manera, la ruidosa protesta que intentaron los militantes veganos, que se movilizaron para llamar la atención sobre el consumo de carne y alimentos derivados de animales. Esta vez, quisieron ingresar en el predio y, a diferencia de hace unos días, se les impidió el acceso.

El operativo de seguridad se extendió a más de cuatro cuadras a la redonda del predio, pese a lo cual se filtró el escándalo del despliegue de los carteles de Greenpeace en el palco oficial, durante el acto de inauguración.

Signos de apoyo

Los momentos de mayor fervor durante el discurso de Macri se vivieron cuando comparó su gestión con la anterior. Recibió una ovación luego de que expresó: "Queremos vivir en un país donde se recupera la plata que nos robaron con la corrupción".

Pero no solo el público visitante vitoreó. Los aplausos también se sintieron en el palco, que ocupaban dirigentes rurales, como los referentes de la Mesa de Enlace, que tuvieron un fuerte protagonismo durante el conflicto por la resolución 125, durante el primer gobierno de Cristina Kirchner: Luciano Miguens, Hugo Luis Biolcati y Mario Llambías. Después de su discurso, cuando vio que Miguens se retiraba del lugar, Macri bajó del palco y fue a su encuentro para saludarlo. Miguens fue uno de los dirigentes del campo que trabajaron en la plataforma de la política agropecuaria del Presidente, cuando se estaba formando Cambiemos, y recientemente se recuperó de una dolencia.

También hubo aplausos durante el discurso presidencial, en los tramos en que Macri se refirió a las obras viales, la simplificación de trámites y la conectividad rural, y al enumerar los productos nacionales que hoy se venden en diferentes partes del mundo. Incluso, se escuchó un "bravo" cuando el Presidente habló de la carne de la Patagonia en Japón.

El momento más celebrado fue hacia el final, cuando Macri habló de las próximas elecciones: "La rueda está empezando a girar y va a tomar más velocidad cuando salgamos de esta incertidumbre política y confirmemos que vamos hacia adelante y no volvemos al pasado". Ahí nuevamente se escuchó el "¡Sí se puede!" y el público vitoreó al Presidente.

Luego del discurso, Macri se sentó y aceptó los mates que le cebaba Pelegrina. Mientras, en la pista desfilaron los animales galardonados de todas las razas. En las tribunas fue nuevamente aplaudida Vidal, cuando se retiraba del palco. No llegó a ver el baile folclórico, que dio por finalizado el acto de inauguración oficial de la muestra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.