El regreso de Corach, el menemista que asesora al PJ y habla con el Gobierno

Carlos Corach, ex ministro del interior durante la presidencia de Carlos Menem conversa seguido con Pichetto, Manzur y Scioli; su hijo, sin embargo, es funcionario del macrismo en el gobierno porteño
Carlos Corach, ex ministro del interior durante la presidencia de Carlos Menem conversa seguido con Pichetto, Manzur y Scioli; su hijo, sin embargo, es funcionario del macrismo en el gobierno porteño Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
31 de octubre de 2018  • 10:03

"No tengo nada para decir. Y cuando eso pasa, lo mejor es no decir nada", dice Carlos Corach, por teléfono, desde su estudio jurídico y sin dar lugar para repreguntas. A los 83 años, el dirigente peronista afirma estar "retirado", pero bien podría tratarse de otra de sus "picardías dialécticas", a las que era tan afecto en sus épocas de mediático ministro del Interior de Carlos Menem .

Corach, como deslizó Elisa Carrió en una entrevista reciente, está "de vuelta". Pero no se trató -como esbozó la volcánica diputada- de un regreso para "manejar la Justicia" y a aquellos jueces que Domingo Cavallo dijo haber leído en una servilleta, como Claudio Bonadio , hoy a cargo de la sensible causa de los cuadernos y varias que comprometen a Cristina Kirchner.

El exministro menemista regresó al país hace nueve meses desde París, donde residía y daba clases. Mientras se mantiene al día de todo lo que ocurre en el ambiente político, no deja de ser hombre de consulta de importantísimos dirigentes del peronismo, que hoy lucha por encontrar espacios de unidad de cara a las elecciones de 2019.

Miguel Pichetto , Juan Manzur y Daniel Scioli son algunos de los hombres del PJ con los que charla el exministro menemista. "Siente que quiere devolverle al PJ todo lo que le dio", afirma una fuente que lo conoce bien.

Cerca del gobernador de Tucumán y del exgobernador bonaerense confirman el vínculo, aunque le bajan el tono y relativizan su influencia. "Lo vio y habló algunas veces en reuniones del sindicalismo. Lo respeta y deja en claro que está muy lúcido", deslizan desde el entorno de Manzur.

"Ocasionalmente conversan, pero no es algo orgánico o establecido", dicen cerca del ex motonauta.

"Habla con los tres, es un hombre de una gran sabiduría, muy inteligente, aunque también un gran perdedor de elecciones", confirma con ironía uno de los dirigentes con los que conversa seguido, pero que hoy está en el gobierno de Cambiemos. En diálogos reservados, Corach los impulsa a buscar la unidad; también se queja, en reserva, de lo "antiperonista que es este Gobierno", según uno de sus mejores amigos de la política. Con la misma Carrió, a quien conoció en la Convención Constituyente de 1994, oscila entre denominarla "una gran dirigente política" y cuestionarle que "no construye".

Contactos y nexos con el macrismo

Los tres dirigentes del PJ no son, por cierto, los únicos que frecuenta. El ministro de Educación de Mauricio Macri, Alejandro Finocchiaro , tiene una relación de conocimiento y amistad con Corach desde que trabajara en su estudio jurídico, hace más de veinte años; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , lo invitó alguna vez y de modo discreto a su despacho para intercambiar experiencias del puesto.

Y ni hablar de Maximiliano Corach, actual subsecretario de fortalecimiento familiar del gobierno porteño, que escucha casi a diario los consejos de su padre famoso. "Sería un tonto si no aprendiera de él", repite el Corach macrista, que releva a los porteños en situación de calle y se encarga de la negociación con los movimientos sociales en territorio de Horacio Rodríguez Larreta .

"A mi edad, ya tuve exposición pública, no me interesa volver a tenerla", remata el ex hombre fuerte del menemismo cuando le hablan de un regreso a los primeros planos. Está cómodo con su vida lejos de los flashes, pero como hombre de consulta de peronistas y oficialistas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.