El Senado aprobó en general el proyecto de reforma a la ley de quiebras

La propuesta incluye la pesificación de deudas no financieras y suspende durante 180 días las ejecuciones prendarias e hipotecarias
(0)
24 de enero de 2002  • 00:05

El Senado aprobó esta noche en general, con el voto de los dos tercios de los presentes, el proyecto de reforma a la Ley de Quiebras que suspende por 180 días las ejecuciones hipotecarias y prendarias y prorroga los procesos de concurso preventivo y quiebra de empresas.

La iniciativa fue aprobada en general con el voto mayoritario de justicialistas y radicales, aunque el texto no incluye el artículo 4 que establecía una capitalización forzosa de las deudas y deroga el denominado "cram down", por el cual el acreedor o un tercero podían hacerse cargo de las empresas deudoras.

Los senadores comenzaron de inmediato el tratamiento en particular de la norma, para girarla luego a Diputados.

La eliminación de la capitalización forzosa fue la solución que encontraron los representantes del Poder Ejecutivo y la conducción del bloque de senadores del PJ para superar la resistencia de los representantes el radicalismo y de algunos representantes del peronismo.

No obstante, los legisladores de ambos partidos acordaron analizar el tema de la capitalización en forma más minuciosa y dejaron sentada su voluntad de reglamentarla o buscar alternativas a través de un proyecto complementario en un plazo no mayor de 60 días.

Al fundamentar la propuesta en nombre del justicialismo, el rionegrino Miguel Angel Pichetto dijo que "hay que buscar resolver cuanto antes el tema de la capitalización o algún otro proceso que evite la quiebra".

A último momento y por iniciativa del titular de la bancada del PJ, José Luis Gioja, se incorporan dos artículos que disponen la pesificación de la deudas no financieras de hasta 100 mil dólares y que fueron destinadas a la compra de vivienda única.

También fueron pesificadas las deudas no financieras de hasta 30.000 dólares destinadas a la refacción de inmuebles.

Con la inclusión de esos dos artículos los legisladores trataron de dar respuesta a los reclamos planteados en los últimos días por miles de deudores no bancarios, algunos de los cuales organizaron el denominado "llaverazo".

La propuesta deroga el instituto del "Cram Down" que permitía al acreedor o a un tercero hacerse cargo de la empresa y garantizar de esa forma su continuidad operativa.

El Gobierno y la mayoría de los senadores del justicialismo entendieron que el mantenimiento del "Cram Down" dejaba abierta la puerta para que los acreedores externos se quedaran con las empresas nacionales con dificultades.

La iniciativa prohíbe además la transferencias de divisas al exterior, salvo las que correspondan al comercio exterior, a uso de tarjetas de débito o crédito en el exterior emitidas en el país, o a operaciones financieras que autorice el Banco Central.

Limita también a 90 días las medidas cautelares sobre bienes que resulten indispensables para la continuidad de las actividades del deudor.

El denominado periodo de exclusividad, otorgado por el juez al deudor para que formule propuestas de acuerdo preventivo a sus acreedores, se amplia de 30 a 180 días y además prorroga por el mismo plazo los periodos de exclusividad que estén actualmente vigentes.

La propuesta señala que el Banco Central tendrá que eliminar toda restricción que impida o encarezca el acceso al crédito de sociedades o entidades concursadas, y las entidades financieras no podrán negar injustificadamente créditos pedidos por empresas concursadas destinados al pago de remuneraciones.

Suspende también por 180 días las ejecuciones hipotecarias y prendarias contra deudores en concurso preventivo así como los efectos de toda cesión en garantía o fiduciaria que haya sido dada para garantizar una obligación financiera.

Las entidades financieras, en tanto, tendrán 90 días para reprogramar las acreencias vigentes al 30 de noviembre de 2001 con cada uno de los deudores del sistema.

Fuente: DyN

19.03 | El Senado comenzó a tratar la Ley de Quiebras

La cámara de Senadores comenzó a las 18.45 a debatir el proyecto que modifica la Ley de Quiebras.

El texto no incluye el artículo cuarto referido a la capitalización forzosa pero incorpora un apartado disponiendo la pesificación de la deudas no bancarias que hayan sido originadas en la compra de vivienda única o refacción de inmuebles hasta un monto de 100 mil y 30 mil dólares, respectivamente.

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?