El Senado avaló el traspaso del subte y lo giró a Diputados

La iniciativa fue votada también por la UCR; la semana próxima sería ley
(0)
22 de marzo de 2012  

El Senado aprobó ayer por amplia mayoría el proyecto de ley por el cual el Poder Ejecutivo transfiere la administración de la red de subterráneos y premetro, un ramal de tranvía y 33 líneas de colectivos al gobierno de la ciudad de Buenos Aires, tras un extenso debate en el que se escucharon fuertes críticas a las administraciones de Cristina Kirchner y de Mauricio Macri.

La iniciativa, que sería sancionada por la Cámara de Diputados la semana próxima, fue aprobada ayer por 54 votos a favor, 8 en contra y la abstención del socialista Rubén Giustiniani (Santa Fe), y significa un triunfo parcial para la Presidenta en la disputa política que mantiene con el jefe de gobierno porteño desde que éste decidió desconocer el traspaso de los subtes que había firmado en enero.

Es que, además del oficialismo, el proyecto fue respaldado con disidencias por varios senadores de la oposición que avalaron la postura de la Casa Rosada de que la Capital Federal debe hacerse cargo del servicio de transporte público. Además, coincidieron en sostener que Macri aceptó la transferencia de los subtes al firmar el convenio y decidir el aumento de tarifas y que, por lo tanto, no puede rechazarlo.

"Pocas veces he visto que alguien colabore con tanta eficacia con esta pelea, que le ha servido en bandeja la situación al gobierno nacional al rechazar un convenio que él mismo firmó", se quejó el radical Ernesto Sanz (Mendoza).

Sin embargo, el gobierno nacional también fue blanco de duras críticas, en particular por su política en materia de subsidios al servicio de transporte público. El más duro fue el radical Gerardo Morales (Jujuy), quien denunció que las únicas beneficiadas "han sido las (empresas) concesionarias".

El jujeño redobló la apuesta y cargó, sin medias tintas, contra el ministro de Planificación Federal. "Julio De Vido es el jefe de un sistema de corrupción que se ha implementado en el sistema de transporte de este país", denunció Morales. En el cierre del debate, el jefe del bloque oficialista esbozó la única defensa del funcionario: afirmó que su bancada no compartía las imputaciones y le pidió al senador que realizara sus denuncias en la Justicia.

Desde el oficialismo se encargaron de centrar sus dardos en Macri. "Cuando puso el gancho (en el convenio) sabía a dónde estaba yendo; después termina con una ruptura de contrato por conferencia de prensa", se indignó Aníbal Fernández (Buenos Aires).

A pesar de votar el proyecto en general, la UCR y otros bloques menores rechazaron el traspaso de las líneas de colectivo, que el Poder Ejecutivo incluyó en el proyecto de ley pero que no figura en el convenio que provocó el conflicto interjurisdiccional, cuya resolución podría quedar en manos de la Corte Suprema de Justicia más allá de que el Congreso sancione la ley.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.