El Senado dio media sanción al proyecto de ley antisecuestro

(0)
28 de mayo de 2003  • 22:07

El Senado dio hoy media sanción a un proyecto que modifica el Código Procesal Penal para cambiar los pasos judiciales en casos de secuestros, a partir de otorgar mayores facultades a los fiscales y de acelerar los modos de operación.

En forma paralela, la Cámara de Diputados se encaminaba esta noche a hacer lo mismo que el Senado con la otra parte del paquete de leyes antisecuestros, que es la más sustancial, ya que aumenta las penas para el delito de los secuestros y crea la figura del arrepentido.

Ambas iniciativas habían sido impulsada por el anterior gobierno de Eduardo Duhalde y fueron retomadas y reimpulsadas por la nueva administración de Néstor Kirchner.

El motor de este nuevo impulso fue el vicepresidente y titular de la Cámara de Senadores, Daniel Scioli, quien después de un extenso período en el que el Congreso evitó abordarlas -en sólo 72 horas de asumir el poder- puso en marcha las sesiones para una ley tan requerida por el electorado como la de seguridad y renovó el staff administrativo.

La intención es dotar a la justicia y al Ministerio Público de herramientas más ágiles para enfrentar un delito que ha crecido en forma exponencial en la Argentina en los últimos dos años.

El nuevo ministro de Justicia, Gustavo Beliz, pidió por estos proyectos en un encuentro que mantuvo el lunes con el presidente provisional del Senado, José Luis Gioja, y el jefe del bloque justicialista, Miguel Angel Pichetto.

Además ayer Beliz concurrió al Senado para reunirse con representantes de las distintas bancadas y respaldar en forma explícita el proyecto.

La iniciativa aprobada en el Senado permite a los jueces y fiscales "actuar en ajena jurisdicción territorial" cuando hay riesgo de vida para la persona secuestrada, y también ordenar allanamientos.

Otorga a los fiscales facultades con las que ahora no cuentan, como poder tomar declaraciones indagatoria cuando hay sospecha respecto del imputado, realizar allanamientos y disponer la intervención de líneas telefónicas.

También le permite estar a cargo de todo el procedimiento judicial, aunque siempre informando al juez correspondiente y sujeto a la posibilidad de que después se declare la nulidad de lo actuado.

El proyecto también agiliza los plazos procesales del sumario y de los preliminares al juicio.

La iniciativa surgió de la Comisión de Notables que Duhalde confió a León Arslanian para analizar la problemática de los secuestros, y de la cual participó el ex fiscal y actual secretario de Seguridad Interior, Norberto Quantín, entre otros especialistas en la materia.

Aunque la norma fue aprobada por clara mayoría, hubo cuestionamientos muy duros, como los de los justicialistas Jorge Yoma y Angel Pardo.

"Ahora a las cosas que funcionan bien tratamos de que funcionen mal, porque más del 90 por cento de los secuestros extorsivos son esclarecidos", aseguró Yoma.

Consideró además que con las facultades que se otorgan a los fiscales "se va a enfrentar a una colisión permanente y va a permitir que muchos juristas digan que es inconstitucional".

Después Pardo se alarmó por "el caos institucional que se va generar por la laxitud con la que se permitirá actuar. Se va producir un festival de los abogados defensores".

Pero la mayoría de los senadores respaldaron parcial o totalmente la norma.

La frepasista Diana Conti y los justicialistas Eduardo Menem y Miguel Angel Pichetto se enrolaron entre los defensores del proyecto.

"Desde el punto de vista de la ortodoxia judicial hay cuestionamientos ciertos. Pero este es un delito especial, aberrante, que está de moda en el país y que debe ser enfrentado con leyes como estas", subrayó Menem.

Pichetto consideró que "la situación en las calles está difícil y no le estamos dando ningún elemento. El Congreso está en mora en este tema y debemos subsanarlo".

El radicalismo, tanto en la voz de Jorge Agúndez como de Carlos Prades, hizo planteos específicos pero termino apoyando la sanción porque "cuando se trata de política criminal quien tiene que decir qué quiere es el Poder Ejecutivo".

Transferencia de cumbustibles

Previamente, la Cámara alta había aprobado el proyecto que introduce cambios en el modo de percepción del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) .

Sin embargo, como se le introdujeron nuevas modificaciones deberá regresar a la Cámara de Diputados para una segunda revisión.

La iniciativa se aprobó rápidamente en general, con el apoyo de todas las bancadas, pero después se originó un extenso debate en particular donde ya no hubo posiciones uniformes.

El proyecto surgió originalmente por iniciativa del gobierno de Eduardo Duhalde,ompetitividad y el reintegro de ganancias a los reembolsos por exportaciones.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.