El senador Carlos Marino negó la denuncia de abuso sexual y renunciará a sus fueros, según Pinedo

El legislador pampeano dijo que permitirá que la Justicia lo investigue y que "dará su versión de los hechos" tras la denuncia de una empleada
El legislador pampeano dijo que permitirá que la Justicia lo investigue y que "dará su versión de los hechos" tras la denuncia de una empleada
(0)
14 de diciembre de 2018  • 12:13

El senador Juan Carlos Marino (UCR- La Pampa) negó hoy la veracidad de la denuncia de abuso sexual que presentó una empleada del Congreso en su contra y afirmó que "dará su versión de los hechos" y "declinará sus fueros" para permitir que la Justicia investigue, según señaló hoy el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo .

"El senador dice que eso no es verdad, que él se va a poner a derecho y va a declinar sus fueros para ir a la Justicia sin fueros", dijo Pinedo en diálogo con radio Continental.

"Seguramente va a hablar hoy y dará su versión de los hechos", adelantó Pinedo sobre los pasos que dará Marino en relación a la denuncia de Claudia Mabel Guebel, una militante radical de 51 años, que fue secretaria de la Convención Nacional de la UCR y del Tribunal de Ética y Disciplina de ese partido y que trabaja en el Congreso de la Nación.

Habló la denunciante del senador Juan Carlos Marino

12:21
Video

Guebel radicó la denuncia por abuso sexual anteayer en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 4, a cargo del fiscal Carlos Stornelli. La licenciada en Ciencias Políticas y especialista en defensa nacional hizo una extensa exposición de los hechos ocurridos hace tres meses en el despacho de Marino -senador desde 2003- y aportó los números de teléfono desde los que habría recibido intimidaciones.

Tras su declaración, la investigación de la denuncia por abuso recayó por sorteo en el fiscal federal Federico Delgado y en el juez federal Ariel Lijo.

"No hay palabras para hechos como este, no sé si son así... pero el abuso sexual es meterse con el cuerpo de otra persona, es una vulneración de una gravedad terminal porque es como atacar la dignidad y el corazón de lo que es un ser humano, es una especie de muerte", opinó hoy Pinedo. El senador consideró que con este tipo de hechos "hay que ser totalmente categórico y sin ninguna discusión".

"Como presidente del Senado quiero dar dos mensajes: uno a nuestra gente del Senado, para que sepan que van a contar con el total sostén y apoyo de las autoridades de la Cámara para que hechos de ese tipo no pasen, y si pasan, que sean castigados", ratificó.

Agregó que, como "mensaje general, nosotros en ningún caso vamos a hacer un linchamiento de alguien sobre hechos que no conocen, y en ningún caso vamos a hacer defensa corporativa; a mí me han denunciado dos o tres veces [por hechos de otra índole] y las denuncias hay que afrontarlas".

La denuncia

En su presentación, Guebel informa que es empleada de planta permanente desde 2001 en la Cámara de Diputados y que cumplió funciones en la Comisión de Juicio Político, donde fue acosada e intimidada por "el doctor Amarilla (Juan Carlos, secretario administrativo)". "Me persiguió profesionalmente, me acosó, me intimidó diciéndome que me investigaba con servicios de inteligencia. Un día, incluso lo vi merodeando por las inmediaciones de mi casa. Lo puse en conocimiento de las autoridades de la cámara, las que respondieron afirmativamente abriendo un sumario, aunque no fue expulsado. En la actualidad se desempeña como asesor del diputado Olmedo", declaró Guebel, que fue precandidata a senadora por la lista de Leandro Illia en 2013.

Luego de esa situación, la denunciante pidió pasar al Senado "para asesorar a algún dirigente del partido radical". Hace un año, y "hasta hace alrededor de tres meses", asesoró al senador pampeano. "Marino estipuló que mis funciones fueran desempeñadas desde mi domicilio -declaró en sede judicial- y al mes de empezar a trabajar empecé a recibir mensajes de WhastApp a mi teléfono celular. '¿Dónde estás?'. 'Voy para allá'. 'Preparate que voy a tu casa'. Me enviaba videos alusivos al sexo", narró Guebel.

Declaró que en una reunión en su despacho el senador la manoseó y le indicó que se manejara con Pedro Fiorda. Este, según declaró la denunciante, al mes siguiente también abusó de ella y en los días posteriores la llamó insistentemente a su celular para verla.

Guebel pasó por un cuadro de estrés y fue atendida por médicos de su obra social. Al recuperarse, declaró ante Stornelli.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.