El subte se podrá pagar con tarjetas de crédito o de débito

Serán pases de 20 o 30 viajes; se recargarán automáticamente
(0)
7 de diciembre de 2001  

Metrovías lanzará antes de fin de mes una tarjeta llamada "subte card", mediante la que se podrán comprar viajes para todo el mes y que se podrán pagar con tarjetas de crédito o de débito.

Los nuevos pases costarán 14 pesos (por 20 viajes) o 21 pesos (por 30 viajes). La forma de pago es mediante tarjeta de débito (se descuenta automáticamente de la caja de ahorro) o con tarjetas de crédito.

Según el estudio de mercado de Metrovías, el 57 % de las 900 mil personas que viajan por día en el subte porteño ganan más de $ 850 mensuales. De ese índice, entre 600 y 700 mil tienen tarjeta de crédito.

La "subte card" funciona como una tarjeta prepaga, cuyo importe se debita automáticamente cada mes de la correspondiente tarjeta.

Cuando se termine la cantidad de viajes pagos bastará con volver a pasar la tarjeta por el lector del molinete para que se recargue automáticamente con la misma cantidad de pasajes que el usuario había pagado.

Este es un viejo proyecto del grupo, que se aceleró por las nuevas disposiciones económicas del Gobierno que limitan el circulante de efectivo.

El precio por viaje será el mismo que el valor de ventanilla: 70 centavos.

En estos tiempos de efectivo restringido, las empresas de transporte se sentaron a analizar nuevamente cómo implementar un sistema que alivie a la gente de la falta de billetes y monedas.

Cambio de rumbo

"Aunque ahora el Gobierno anunció que se flexibilizaron las medidas, la gente sigue con miedo de gastar el efectivo", admitió un empresario del sector.

Un proyecto que volvió al tapete en estos días es la posibilidad de poner en marcha el tan meneado boleto único, que unifique dentro del mismo sistema a las líneas de colectivos, trenes y subtes.

Sin embargo, los empresarios del sector son escépticos con respecto a la viabilidad actual de este proyecto, ya que demandaría fuertes inversiones a los concesionarios de los trenes, especialmente para habilitar los sistemas, y llevaría, al menos, unos 6 meses.

"El pasajero que no toma taxi ahora se sube al colectivo o al subte, los trenes no recuperan nada en este cambio de consumo", dijo otro ejecutivo de una empresa de trenes de pasajeros.

En este último año, debido a la recesión, los trenes transportaron un 10 por ciento menos de pasajeros. Trenes de Buenos Aires (TBA), por ejemplo, que maneja las líneas Mitre, Sarmiento, el servicio diferencial entre Castelar y Puerto Madero, y une Buenos Aires con Rosario, y transporta una media de 196 millones de personas al año, vio caer su recaudación en unos 12 millones de pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.