El tema Boudou se coló en el encuentro de Pastoral Social

El ánimo festivo de Barrionuevo y Moyano contrastó con la cautela de Caló
Darío Palavecino
(0)
29 de junio de 2014  

MAR DEL PLATA.- En la mesa de café colmada con 40 dirigentes sindicalistas, el último hit mundialista del seleccionado argentino mutó a tono con la noticia política del día. "Boudou, decime qué se siente...", se cantaba a un lado y a otro de Luis Barrionuevo y Hugo Moyano, dos de los dirigentes fuertes que ayer, en pleno desarrollo de la Semana Social, reclamaron a viva voz que el vicepresidente se corra de su cargo tras su condición de procesado.

El procesamiento de Boudou se coló, así, por fuera de la agenda oficial, en la segunda jornada del encuentro organizado por la Comisión de Pastoral Social del Episcopado.

"El Gobierno debería apartarlo", sostuvo Moyano. "Se tiene que mandar a mudar", fue más directo Barrionuevo, quien con oportunismo y a la salida de un ascensor acorraló a Antonio Caló, líder de la CGT oficialista. No le dio otra opción que una foto con Moyano y otros sindicalistas, que se coronó con un grito a coro de los dirigentes de las conducciones regionales: "Y ya lo ve, hay una sola CGT", arengaban.

"Éste se va con Boudou", bromeó Moyano, mientras señalaba al metalúrgico, que escapó a las definiciones contundentes sobre la situación del vicepresidente. "Es lamentable lo que ocurre, pero la Justicia tiene que actuar", fue su tibia expresión sobre un tema que la dirigencia gremial opositora casi celebró.

La novedad se adueñó temprano de los pasillos del hotel 13 de Julio, donde Pastoral Social desarrolla desde anteayer su tradicional Semana Social, con casi 400 asistentes y mucha presencia política. Ayer, el oficialismo estuvo representado por el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez. "Que la Justicia actúe con independencia y que se resuelva rápido", dijo sobre Boudou, ya en los pasillos y sin más detalles.

Por el juicio político se inclinó María Eugenia Vidal, vicejefa de gobierno porteño, que por la mañana acompañó a Barrionuevo en un panel sobre la cuestión social. "Se tiene que presentar ante el Congreso y dar explicaciones", reclamó. Y la diputada Margarita Stolbizer, que expondrá hoy, habló de un desenlace esperable para Boudou. "Su continuidad pone al Gobierno en una situación de extrema debilidad", dijo.

Los referentes religiosos fueron cautos y evitaron toda referencia directa sobre el caso, aunque no se descarta que en las conclusiones que se escucharán esta mañana haya alguna referencia implícita o directa para sentar posición.

"El papa Francisco y la cuestión social" es el eje de esta edición de la Semana Santa y la figura de Jorge Bergoglio no paró de recibir elogios. El más original, fiel a su estilo, fue Barrionuevo. "Es el Messi del catocilismo (sic)", dijo -furcio de por medio- para destacarlo en lo más alto de la Iglesia Católica.

El abanico de fuerzas políticas representadas, ya sea en paneles como en el auditorio, se completó con figuras del Frente Renovador. Expuso el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, y estuvo Malena Massa, que luego mantuvo una charla privada con monseñor Jorge Lozano, titular de Pastoral Social.

La delicada situación de los jóvenes en situación de riesgo, las dificultades de acceso al empleo, las condiciones laborales precarias y los problemas del sistema educativo fueron ayer temas de debate. Se rescataron mensajes de Francisco, siempre con aliento al esfuerzo mancomunado, el trabajo por el bien común y la responsabilidad de los dirigentes. "Si el Papa ha pedido pastores con olor a oveja, nosotros necesitamos dirigentes que se empapen de pueblo", insistió Domínguez.

Además del diagnóstico, con datos e indicadores preocupantes, en la Semana Social se reiteró la escasez de resultados en las políticas públicas. Quizás el más incisivo fue el obispo Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora. En la presentación de un libro suyo sobre la distribución de la tierra, le apuntó a la administración bonaerense. "¿Buenos Aires Activa? Para mí está anestesiada", definió jugando con el slogan de gestión de la provincia. Y recordó que anteayer el gobernador Daniel Scioli destacó que se reúne con frecuencia con los obispos. "Es cierto, pero cuando planteamos estos temas no los resolvemos", remarcó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.