El testigo que llamó al 911 ratificó ante la Justicia que vio a José López arrojando bolsos al monasterio