El último gesto antes de abandonar el cargo