El vértigo del primer día como presidente

Reuniones de todo tipo en la Rosada
(0)
26 de diciembre de 2001  

La intensa actividad de Adolfo Rodríguez Saá en su primera jornada completa como presidente de la Nación obligó a muchos funcionarios a demorar los festejos de la Nochebuena.

En un día en el que los dirigentes entraban y salían sin pausa de la Casa Rosada, Rodríguez Saá presidió anteayer la segunda reunión de gabinete, recibió al Grupo Productivo -que nuclea a la Unión Industrial, la Cámara de la Construcción y Confederaciones Rurales -, al jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, al senador y ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde, a las dos asociaciones de Madres de Plaza de Mayo y a líderes piqueteros.

Ofreció a la oposición la Auditoría General de la Nación para controlar los actos de gobierno y, pasadas las 17, viajó en el Tango 03 al municipio Juana Koslay, donde tiene una casa de campo, para recibir la Navidad en compañía de su familia.

La ciudad de Buenos Aires ingresó en el plan nacional de empleo con 5000 puestos de trabajo, compartirá la administración del puerto y discutirá en los próximos días el manejo de la Policía Federal, confirmó Ibarra luego del encuentro con el Presidente.

El jefe de gobierno porteño y titular del Frepaso calificó de "muy buena" la reunión y, en una velada crítica a la gestión de Fernando de la Rúa, dijo: "Pusimos en marcha temas pendientes" con la Nación.

Como resultado del encuentro, el jefe comunal informó que la Ciudad firmó un convenio con el Ejecutivo para que la Secretaría de Desarrollo Económico porteña administre "cinco mil" puestos de trabajo, del millón que Rodríguez Saá anunció que creará en todo el país.

Luego, gracias a las gestiones de su hermano, Alberto Rodríguez Saá, el mandatario recibió a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que no iba a la Casa de Gobierno desde 1984, y a otras 15 madres de desaparecidos. Por la tarde, Rodríguez Saá se entrevistó con la otra línea de Madres de Plaza de Mayo, que encabeza Nora Cortiña, que también llevó sus reclamos de justicia al Presidente.

La totalidad de los dirigentes del autodenominado movimiento piquetero de La Matanza también se reunieron con Rodríguez Saá, a quien le solicitaron una participación en la distribución de los planes de empleo.

Antes de que comenzara la reunión, el titular de la Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat de La Matanza, Luis D´Elía, aseguró que los líderes piqueteros "fuimos convocados por el propio Presidente".

D´Elía, que junto con el dirigente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, son los dirigentes más combativos de los piqueteros, destacaron que "es la primera vez" que ingresan en Casa de Gobierno para reunirse con un presidente de la Nación y elogiaron el programa de empleo anunciado.

Duhalde fue a ver al Presidente para ponerse a su disposición, según contó un allegado. Rodríguez Saá le ofreció una gestión en el exterior, que la fuente consultada no precisó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.