El análisis. ¿El vicepresidente es el último eslabón ?