El viernes se fueron otros 2500 millones

La cifra suma depósitos y reservas
(0)
5 de diciembre de 2001  

El brote de nerviosismo que afectó a los ahorristas el viernes último hizo perder a los bancos depósitos por 1348 millones, una cifra que duplicó el monto de la fuga que se había registrado sólo 24 horas antes y obligó al Gobierno a implantar las restricciones a los retiros en procura de evitar un crack del sistema financiero local.

El cuadro se completó ese día con una pérdida del 6,13% de las reservas, que quedaron reducidas a 18.861 millones, el más bajo nivel de los últimos años. De esta manera las reservas internacionales del Banco Central se redujeron en los últimos nueve meses más de US$ 19.000 millones.

Las reservas líquidas en poder del BCRA llegaban el 28 de febrero a US$ 33.830,1 millones, mientras que al pasado viernes quedaron reducidas a US$ 14.740 millones. El 19 de julio de 2000 habían alcanzado un pico de US$ 35.609 millones. La caída en ese lapso equivale a US$ 2121 millones por mes.

Las reservas del Banco Central respaldan la moneda nacional circulante, en el marco de la ley de convertibilidad que establece una paridad uno a uno entre el peso y el dólar. Esta caída se suma a la fuga de depósitos que se aceleró en los últimos días y llevó al Gobierno a disponer duras restricciones financieras, como la extracción de sólo 250 pesos (o dólares) por semana de cada cuenta bancaria.

El Merval apura el canje

En tanto, el Mercado de Valores de Buenos Aires (Merval) dispuso ayer que la concertación de las operaciones de los títulos elegibles para el canje se podrá realizar hasta el jueves venidero, en los plazos de 48 horas, 24 horas y contado inmediato.

La modificación se produce tras la prórroga dispuesta por Economía hasta el viernes para la presentación de ofertas por parte de los inversores que deseen adherirse a la conversión. Por esta razón, los agentes y sociedades de Bolsa podrán efectuar las operaciones de conversión hasta pasado mañana, a las 20.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.