Elecciones 2019. Las propuestas de los candidatos en 6 temas claves

Macri y Fernández, en el último debate presidencial
Macri y Fernández, en el último debate presidencial Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
(0)
27 de octubre de 2019  

Deuda y FMI

Mauricio Macri . Su propuesta es cumplir con todos los compromisos internacionales, aunque envió al Congreso el proyecto de reperfilamiento de la deuda local. Asegura que el dinero del FMI llegó para pagar deuda que dejó la administración kirchnerista, planes sociales y comedores escolares. El Gobierno dice que en septiembre la deuda era del 68% del PBI y no del 100% como dijo Alberto Fernández. Macri negó que el financiamiento se use para la salida de capitales. El Gobierno respetará el acuerdo stand-by con el FMI, aunque anticipó que lo renegociará, al igual que la deuda privada. Mantiene un vínculo fluido con la administración de Donald Trump, que le facilitó las negociaciones con el FMI. En el organismo internacional demandan un plan sustentable para renegociar.

Alberto Fernández. Anunció que buscará una renegociación de plazos de pago con el FMI y una reestructuración amigable "a la uruguaya" con acreedores privados, es decir, con estiramiento de plazos pero sin quita. Estima que el déficit total a fin de año será de 261.000 millones de pesos y que para cualquier renegociación tendrán que pagar los vencimientos de 2019 y entablar una relación con uno o dos bancos extranjeros. Buscaría comenzar la renegociación junto con el actual gobierno. No declarará el default unilateral, pero dice que no aceptará el ajuste con déficit cero. Reclama al FMI negociar bajo la lógica de que primero hay que crecer para poder pagar y piensa para eso utilizar la amenaza de los fondos de inversión de que demandarán al FMI por los incumplimientos con su carta orgánica.

Inflación y pobreza

Mauricio Macri. Dijo que "este nivel de inflación nos mata a todos". Hizo una autocrítica por el índice de 5,9% de inflación de septiembre, que proyecta más de 50% para todo el año: "Vamos a poder salir de esta economía desordenada, donde hace 80 años que los argentinos tenemos una inflación promedio de más del 60%". Dijo que cuatro años es muy poco para ordenar la economía, pero no explicó cómo frenará el alza de precios. "Hemos sido como un alcohólico recurrente con la inflación", dijo Macri. Prometió que el índice "bajará junto a la pobreza", que superó el 35%. Mantendrían los ajustes de gastos y las restricciones cambiarias, pero el Gobierno negó que vayan a profundizarse. No queda claro si las medidas de redistribución post-PASO se mantendrían en un eventual segundo mandato.

Alberto Fernández. Apuesta a un pacto económico y social, con congelamiento de precios por 180 días y aumento inicial de salarios. Acordó con la CGT bajar así la conflictividad para mantener la paz social y encarar reformas estructurales de la economía. Buscará incentivar el consumo para generar inversiones y empleo, y acusa a Macri de enfriar el consumo para bajar la inflación. Propone reactivar las exportaciones. Anticipó en el debate que adoptará decisiones "ortodoxas" y "heterodoxas", pero "ninguna contra los trabajadores". Le exigió a Macri que se preocupe por la inflación. Dijo que quiere un tipo de cambio competitivo, alto, y que reducirá la pobreza vía aumento de ingresos. Supone que despejando el horizonte de la deuda tendrá margen para un esquema más productivista.

Actividad económica

Mauricio Macri. Propone "seguir bajando impuestos" como Ganancias, IVA y Bienes Personales a nivel nacional. En las provincias pide que se rebaje Ingresos Brutos. Ahora propone un consenso entre empresarios y sindicalistas para mejorar la competitividad y acordar los aspectos fundamentales de la economía. Prometió "resolver el tema económico" y dijo "sentimos que esto fue un mensaje" en referencia a la derrota en las PASO. "No hay que asustarse en mitad del camino", afirmó. El Presidente apostará a mejorar la macroeconomía y buscar que lleguen las inversiones que no llegaron en estos cuatro años. Sin embargo, es uno de los déficits más notorios de su gestión y donde más lo ha criticado la oposición: el estancamiento productivo.

Alberto Fernández. Pide bajar impuestos, pero no especificó cuáles. Propuso subir el impuesto a los bienes personales. Aunque no especificó el piso ni la alícuota. También anunció que le recortará recursos de coparticipación a la ciudad de Buenos Aires, con lo cual podría obligar a la Ciudad a subir sus tasas municipales e impuestos. Prometió bajar las tasas de interés y recaudar recursos de las "tasas usurarias" que cobran los bancos por las Leliq para dárselos a los jubilados. Pero dijo que es fundamental recuperar el crédito y que el sistema financiero apoye la inversión. Propone regular la salida de capitales e impulsar el comercio exterior y las inversiones. Apostará a Vaca Muerta y al sector de software. Impulsará la tarifa social.

Política exterior

Mauricio Macri. Condena al gobierno bolivariano de Venezuela. Ordenó que todos los diplomáticos de Nicolás Maduro abandonen el país y reconoció como embajadora a Elisa Trotta, designada por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. Su política es de alineamiento con los Estados Unidos y de buena relación con los principales actores mundiales, como la Unión Europea, China y Japón. Promueve el Mercosur y la relación con Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile. Firmó el tratado Unión Europea-Mercosur y apuesta a firmar uno igual con EE.UU. Cabalga sobre un alto nivel de relacionamiento con los líderes mundiales, pero gastó parte de su capital al demandar apoyo para refinanciar la deuda. Las convulsiones en todo el planeta dificultan su planteo aperturista.

Alberto Fernández. Impulsa que "los venezolanos resuelvan el problema solos sin intervención de otros países". Le recriminó a Macri que quiere "intervenir en Venezuela". Está condicionado por el sector más radicalizado del kirchnerismo. Condena el uso de la fuerza para invadir a Venezuela, pero apoya el informe de Michelle Bachelet, comisionada de la ONU, que dijo que hay violaciones a los derechos humanos del régimen de Maduro. Fernández tendrá una relación más fría con Estados Unidos, y busca establecer relaciones "maduras" con la Unión Europea. Puso en duda la conveniencia del acuerdo Unión Europea-Mercosur. Tiene una relación muy tensa con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Apunta a reeditar una suerte de nueva Unasur con otros líderes de centroizquierda.

Calidad institucional

Mauricio Macri. Se planta como un guardián de la lucha contra la corrupción y contra la "impunidad" de los casos del gobierno kirchnerista, y exhibe como prueba la libertad de la Justicia para excarcelar a exfuncionarios y empresarios afines a Cristina Kirchner. Se pronuncia en abierta lucha contra el negocio de la droga, uno de los principales logros de su gestión. "El narcotráfico está en retroceso y lo estamos echando", dijo. Anunció un proyecto de ley para castigar a los indagados que le mientan a la Justicia con multas de hasta $300.000. El Gobierno impulsa un nuevo Código Penal en el Congreso y el Presidente se pronunció contra el aborto y a favor de "las dos vidas". En su campaña habló mucho de las libertades que hubo en su gestión y sobre el rol de la prensa independiente.

Alberto Fernández. Pidió revisar los fallos de los jueces que procesaron y dictaron prisión preventiva a muchos exfuncionarios y empresarios kirchneristas. Sostiene que hay que revisar el instituto de la prisión preventiva. Hizo fuertes críticas a los jueces Bonadio y Ercolini. Sin embargo, dijo que "la Argentina no resiste más ningún modelo de corrupción". Se pronunció a favor de la despenalización del aborto. Negó que se vaya a establecer una Conadep para periodistas y se pronunció en favor de la libertad de prensa, pese a otras voces críticas dentro del Frente de Todos y de algunos episodios de tensión con cronistas que protagonizó durante la campaña. Debió hacer público su rechazo a una reforma constitucional que plantearon algunos referentes judiciales del kirchnerismo.

Seguridad y defensa

Mauricio Macri. Piensa cambiar la tipificación de algunos delitos para cargarlos con mayores penas como parte de la reforma del Código Penal. Le dio luz verde a Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, para pedirle los DNI en los trenes a los pasajeros y así prevenir posibles delitos. También anunció mayores penas para delitos graves y le dio el apoyo a Bullrich para avanzar en el Servicio Cívico Voluntario hasta poder incluir a 100.000 jóvenes para que se capaciten en valores democráticos y en oficios. Macri propuso "prohibir completamente" la compra y utilización de armas de guerra por parte de civiles. En la campaña no habló de la política de defensa. Priorizar a las víctimas y a las fuerzas de seguridad fue parte de su estrategia contra la delincuencia.

Alberto Fernández. Acusó al Gobierno de querer "criminalizar" a los pasajeros de trenes al pedirles el DNI para detectar posibles prófugos de la Justicia. Armará un Consejo de Seguridad integrado, entre otros, por Nilda Garré y Cecilia Rodríguez, pero descarta la misma política que identificó a Sergio Berni. Quiere que diseñe un combate al delito como una política de Estado. El tema de la seguridad, al igual que el de la defensa nacional, no fue abordado por el candidato del Frente de Todos durante la campaña; es un tema conflictivo por la diversidad de matices ideológicos dentro de la coalición peronista. La cuestión del narcotráfico es divisivo porque el kirchnerismo quedó identificado con una política permisiva, que tuvo en Aníbal Fernández un símbolo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.