Elecciones en Tucumán: se calienta el comicio por el traslado de votantes y la fiscalización

Cientos de vehículos pagados por los distintos candidatos circulan para llevar a ciudadanos a votar
Cientos de vehículos pagados por los distintos candidatos circulan para llevar a ciudadanos a votar Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Font
Nicolás Balinotti
(0)
9 de junio de 2019  • 13:35

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Así como en los días previos hubo cruces entre el oficialismo y la oposición por la compra de votos a cambio de dinero y alimentos, en la jornada electoral la batalla es por el acarreo de los votantes y la fiscalización.

Desde temprano, encontrar un taxi en la capital tucumana no es tan sencillo como en un día cualquiera. Cientos de vehículos pagados por los distintos candidatos circulan para llevar a ciudadanos a votar. Es una práctica habitual, instrumentada y reconocida por las fuerzas políticas de más recursos. La maniobra queda más al descubierto en el interior de la provincia, sobre todo, en las zonas rurales.

"Se está pagando 2000 pesos el día", reconoce un chofer de taxis que en durante la semana trabaja en San Miguel de Tucumán, con un auto con licencia municipal. El mecanismo, blanqueado a LA NACION tanto por dirigentes del peronismo como del radicalismo, funciona de la siguiente manera: a cada taxi alquilado el partido político le designa un fiscal, que será quien le indique al chofer a que pasajeros buscar y por dónde. Es casi un servicio puerta a puerta, del domicilio al centro de votación.

Hasta ahora se conoció una denuncia judicial por "el traslado de votantes de manera organizada". La hizo Álvaro Contreras, el apoderado del frente "Vamos por Tucumán", por presuntas irregularidades en los alrededores de la escuela 60 de la comuna El Chañar.

Ayuda al aceitado aparato electoral la reducida frecuencia del transporte público de pasajeros, que funciona hoy como un día feriado, según fuentes locales del gremio de los colectiveros de la UTA.

Alperovich busca regresar al poder en Tucumán
Alperovich busca regresar al poder en Tucumán Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Font

La otra gran batalla es por la fiscalización. Como una consecuencia de las listas colectoras y por la gran cantidad de partidos que compiten, es posible que en alguna de las 3653 mesas habilitadas para votar pueda haber hasta 57 fiscales. Los centros de votación más colmados son en la capital y las ciudades de Famaillá, Concepción y la Banda del Río Salí. El gobernador peronista Juan Manzur, que busca su reelección, por ejemplo, cuenta con 47 listas colectoras que lo llevan a él como cabeza de la boleta.

En Tucumán, la política es una oportunidad: 18.651 postulantes competirán por alcanzar alguno los 347 cargos que estarán en juego. Es decir, uno de cada 65 tucumanos es candidato.

Para evitar las irregularidades de hace cuatro años, cuando hubo denuncias de fraude por compra de votos a cambio de alimentos y por la quema de 28 urnas en la localidad de San Pablo, la Junta Electoral Provincial dispuso que haya un policía en cada una de las 3653 mesas habilitadas. Están en condición de votar 1.217.207 tucumanos, lo que implica casi un 4% del padrón nacional.

El resultado preliminar del escrutinio podría conocerse recién a las 23 de hoy, según fuentes oficiales. Dificultará el conteo la cantidad de listas colectoras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.