Emotivo adiós al diputado Bravo

Fue recordado como "un luchador"
(0)
28 de mayo de 2003  

Cientos de personas despidieron ayer los restos del diputado socialista Alfredo Bravo, fallecido anteayer a los 78 años.

Durante la mañana, más de una decena de oradores -entre ellos, el jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra; el ex presidente Raúl Alfonsín, y la líder de ARI, Elisa Carrió- pronunciaron emotivas palabras en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional.

Desde allí partió el cortejo fúnebre que llevó al cementerio de la Chacarita los restos del ex candidato a presidente, sindicalista docente y defensor de los derechos humanos.

Alfonsín recordó al fallecido diputado como "un luchador de garra", y consideró que "tendría que haber sido senador".

La caravana que siguió a la carroza que transportaba el féretro pasó por la sede del Partido Socialista, en la avenida Entre Ríos al 400, donde militantes lo despidieron arrojando decenas de claveles rojos, símbolos del socialismo; por la escuela número 14 Luis Agote, donde Bravo fue maestro, y por su casa del barrio de Saavedra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.