Empanadas criollas para la recepción

(0)
27 de octubre de 2000  

MADRID (De un enviado especial).- Las empanadas de carne, más chicas que las tradicionales argentinas, fueron el plato predilecto de los más de 200 invitados del embajador argentino en España, Ricardo Laferriére, que ayer participaron en un encuentro con el presidente Fernando de la Rúa, en su última actividad madrileña. Horneadas por Maite, una señora española que trabaja en la embajada argentina, las empanaditas fueron el manjar de los argentinos que viven en Madrid.

La casa del embajador desbordó de invitados, los residentes argentinos en esta ciudad. En esta oportunidad tuvo un visitante no previsto en el protocolo: el presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso.

El fuerte compromiso asumido por España en la defensa política y económica de la Argentina fue uno de los temas que más se escucharon. Y también la suerte de la delegación argentina, que después de varias jornadas de frío vivió tres días en un cálido clima otoñal.

En los salones atestados, se destacaron el actor Jean-Pierre Noher, que viajó a Madrid para participar en la presentación de su última película; el cantante y autor Luis Aguilé (que también estuvo en la Real Academia de la Lengua cuando habló De la Rúa), y el director de cine Javier Torre.

Asimismo, estuvieron la veterana vedette Ethel Rojo y el director del Museo de Bellas Artes, Jorge Glusberg.

Entre los invitados se destacaron la diseñadora argentina Marily Coll, afamada en estas tierras, que viste entre otras a Ana Obregón, una de las figuras en este momento de la televisión y el espectáculo, y el concertista Fabián Panicelo, que dirige el área musical del Museo Reina Sofía.

Por supuesto que también estuvieron los empresarios que acompañaron al presidente, entre ellos, Eduardo Elztain, muy conforme por los resultados de la gira presidencial.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.