El análisis. Empieza a pesar el miedo al desempleo