Empresarios ante la disyuntiva

Las principales cámaras apoyaron a Kirchner, pero también hay ejecutivos reticentes
Alejandro Rebossio
(0)
16 de mayo de 2003  

El empresariado se encuentra dividido entre los que consideran que hay que respaldar al presidente electo, Néstor Kirchner, ante la crisis por la que atraviesa el país y quienes ya se han ubicado en la oposición a un gobierno que se presume intervencionista en la economía. Así lo reconocieron dos altos dirigentes sectoriales.

Algunas cámaras reaccionaron a la designación de Kirchner con documentos de fuerte apoyo al candidato votado por el 22% de los argentinos. Primero fue la Unión Industrial Argentina (UIA) y después las tres entidades de bancos (ver aparte) y el Grupo Brasil (que reúne a los empresarios de ese país en la Argentina). La Asociación Empresaria Argentina (AEA) no redactó un comunicado, pero se reunió y dejó trascender su mensaje.

En AEA se congregaron diez de los principales socios, encabezados por su presidente, Luis Pagani, para conversar sobre el nuevo mapa político que dejó la renuncia de Carlos Menem a su candidatura. Un alto directivo de esta entidad de grandes empresarios aseguró que manifestaron su "disposición plena para apoyar al nuevo presidente electo, dado que es un presidente democrática y legítimamente elegido en elecciones libres y transparentes". Agregó que "AEA está dispuesta a colaborar con el gobierno en la formación de consensos".

Las declaraciones de apoyo a Kirchner surgen un día después del discurso del presidente electo contra las "corporaciones", que tantas críticas despertó entre los hombres de negocios. Tal vez sea un paso atrás para evitar una confrontación. El dueño de uno de los principales grupos nacionales aseguró que se exageró: "Aún es prematuro opinar de Kirchner; hay que ver lo que hace".

"El discurso que hizo fue inapropiado; tendría que haber convocado a todos los argentinos, pero ya pasó", opinó un alto dirigente de la UIA. Sin embargo, admitió que el empresariado está extremadamente fragmentado: "Hay mucho miedo a algo que comienza y veo que algunos están poniendo palos en la rueda. O todo el mundo se pone con el gobierno o tendremos problemas. Hay que apoyar ahora y después quejarse. O esto sale adelante o se nos pasa la hora. Hay que copiar a los empresarios brasileños, que apoyaron a Lula da Silva".

Contactos intensos

La UIA, la única cámara que consiguió reunirse con el gobernador santacruceño en la campaña electoral, ya está tejiendo contactos con sindicalistas de las dos CGT, posibles ministros del futuro gobierno y personajes influyentes, para consensuar políticas. Los industriales se encontrarán la semana próxima con el ministro de Economía, Roberto Lavagna. En la agenda figuran la reestructuración del sistema financiero, vía compensación a los bancos por la pesificación asimétrica, para recrear el crédito; el Mercosur, ya que los industriales quieren salvaguardias para los sectores dañados si se devalúa el real, y el plan del ministro de reformar el sistema previsional.

El presidente del Grupo Brasil, Eloi Rodrigues de Almeida, envió una carta a Kirchner en la que expresa sus "más fervientes deseos" de éxito en el gobierno y destacó su "clara voluntad política para avanzar en el proceso de integración regional". Los empresarios brasileños siempre defendieron a quien se opusiera a Menem.

El titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Juan Manuel Lardizábal, también manifestó su confianza en el próximo gobierno por la anunciada política de reactivación sobre la base de la producción y la exportación, así como la continuidad de Lavagna.

Uno alto dirigente del campo, en cambio, aseguró que "no es hora de dar apoyos ni de ponerse en contra". El empresario dijo que respaldarán a Kirchner cuando comience a actuar. También admitió que el apoyo del ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Enrique Crotto a Menem "no debería jugar en contra, pero puede que pase".

"Es una obligación dar crédito al nuevo presidente", opinó el titular de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega. "Hasta ahora sólo hubo campaña electoral. Hay expectativas favorables y otras no, pero no es serio juzgar ahora", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.