Suscriptor digital

En 2019 tampoco habrá 180 días de clase en las escuelas públicas

El ciclo lectivo 2019 no alcanzará los 180 días de clase
El ciclo lectivo 2019 no alcanzará los 180 días de clase Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
María Elena Polack
(0)
7 de marzo de 2019  • 11:40

Todavía no comenzó en todo el país el ciclo lectivo 2019, especialmente en el sistema de gestión pública en el nivel primario, y ya hay una certeza: no se cumplirán los 186 días de clases que se esperaban tener cuando, en octubre pasado, se difundió el calendario oficial que se extendía entre el 6 de este mes y el 13 de diciembre próximo.

A los dos días de huelga docente –ayer y hoy- se sumará mañana inesperadamente la jornada de asueto por el Día de la Mujer y se alejará la posibilidad de llevar a las aulas la reflexión sobre los conflictos de género. Si se descuentan estas tres jornadas, ya la aspiración bajó a 183 días. La resta sigue: habría que sumar otras cinco jornadas de capacitación docente sin asistencia a clases. Así, entonces, en el supuesto segundo día de clases, el cálculo matemático da como resultado apenas 178 días, lejos del compromiso asumido por el Consejo Federal de Educación, en 2016, de ampliar progresivamente el ciclo escolar a 190.

Desde el retorno de la democracia, en diciembre de 1983, la aspiración política fue poder cumplir con 180 días de clases, uno de los ciclos más reducidos del mundo, bien lejos de sistemas exitosos como Corea del Sur, 221 jornadas, España (220), Luxemburgo (212) y Japón (210). Para reforzar la intención política fue que, en 2003, el Congreso aprobó la ley N° 25.864 por la que se fijaron oficialmente las 180 jornadas obligatorias de aula.

Las reiteradas huelgas docentes y no docentes, la profusión de feriados, los problemas de infraestructura, las festividades distritales, los inconvenientes derivados de lluvias y otras catástrofes climáticas contribuyeron a que no se cumpliera la norma legislativa. Así fue como, por ejemplo, Santa Cruz se convirtió en el líder del ranking de mayor cantidad de huelgas docentes. Durante dos años seguidos, superó las 100 jornadas y, en 2017, sorprendió al país al no poder cerrar el ciclo lectivo en diciembre. Tuvo que prorrogarlo hasta fin de marzo de 2018. La provincia de Buenos Aires también supo tener, especialmente en la gestión del gobernador Daniel Scioli , casi un mes promedio anual sin clases en el sistema de gestión pública. Las huelgas reiteradas y los problemas de infraestructura han sido dos de las razones centrales por las que no cesa el trasvasamiento de alumnos de la escuela pública a la privada.

Menos alumnos, más docentes

Paradojas de la política, aunque cada vez hay menos estudiantes en el sistema estatal, no deja de crecer la cantidad de puestos docentes. Un reciente análisis de información estadística oficial del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, entre 2003 y 2017 el nivel primario estatal perdió 236.099 alumnos y ganó 46.624 cargos docentes.

Como año electoral, 2019 estará signado por conflictos entre los sindicatos docentes y no docentes y las autoridades nacionales y provinciales. Serán constantes los reclamos y buena parte de los políticos en campaña insistirán en señalar a la educación como prioridad. En lo único en que estuvieron de acuerdo las partes en pugna fue que en enero las vacaciones fueron sagradas. Las negociaciones paritarias quedaron suspendidas antes de las fiestas de fin de año y se retomaron el mes pasado. Así como el ciclo lectivo no tendrá 180 días de clase, las dirigencias política y sindical perdieron 22 días hábiles para intentar alcanzar posiciones.

Registro de jornadas perdidas

¿Cuántos días de clases se pierden en la Argentina?

No hay un sistema único que pueda brindar una respuesta concreta. Por ese motivo, es que el Observatorio Argentina por la Educación habilitó una plataforma abierta y colaborativa - www.clasesparatodos.org- con el propósito de que cualquier persona pueda reportar los datos de su escuela y generar un "mapa de calor" sobre cuántos días de clase se pierden por año. No solamente se pierden días de clases por huelgas docentes y no docentes, sino también por otros motivos: problemas de infraestructura o edilicios, fallas en los servicios esenciales como agua, gas o electricidad, ausentismo de maestros, factores climáticos y calendarios distritales que no contemplan jornadas de planificación o capacitación para lograr los 180 días de clase fijados por la ley 25.864, que rige desde 2003, pero que no se ha podido cumplir nunca en estos 16 años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?