En campaña, Cristina defiende los actos de su marido