En Caracas nadie sabe cuál es el plan