En Chile, Cristina Kirchner destacó que la mediación papal "detuvo una tragedia" en 1978

La Presidenta participó junto a Bachelet de un homenaje al cardenal Samoré, quien lideró las gestiones de paz en el conflicto por el Beagle
(0)
5 de diciembre de 2008  • 15:17

Cristina Kirchner y Michelle Bachelet participaron esta tarde en Chile de un emotivo homenaje al cardinal Antonio Samoré, que en 1978 lideró la mediación que evitó la guerra entre la Argentina y Chile por el control del canal de Beagle.

Las presidentas se trasladaron desde Punta Arenas hasta Monte Aymond, en la frontera, donde se realiza la ceremonia para conmemorar los 30 años de las gestiones de Samoré que evitaron que el movimiento de tropas de ambos países a la zona en conflicto se tradujera en un conflicto bélico.

En su discurso Cristina Kirchner destacó que, pese a la máxima tensión que estuvo a punto de convertirse en guerra con Chile, los pueblos de ambos países "nunca se enfrentaron".

"En las hipótesis de conflicto de la region, siempre se enfrentaba a paises vecinos, pero no eran los pueblos los enfrentados, sino los que creeen posible crecer sin integración o practicar el amor a la Patria enfrentando al otro", afirmó.

En este punto, agradeció la mediación del Papa Juan Pablo II para evitar el enfrentamiento armado entre la Argentina y Chile. "Afortunadamente, en aquel momento, la intervención papal pudo detener la tragedia. Tenemos que agradecer ese gesto y agradecer a su Santidad [Benedicto XVI] por haber enviado a uno de sus representantes para acompañarnos en este hito histórico".

En diciembre 1978, la guerra por las islas Picton, Nueva y Lenox en la zona del canal de Beagle, que estuvo a horas de iniciarse a causa de desavenencias entre los dictadores Augusto Pinochet y Jorge Videla.

Misa. Antes del homenaje, y en otro gesto de distensión hacia el Vaticano, Cristina Kirchner asistió a una misa en la catedral local, presidida por el enviado papal y cardenal de San Pablo, Odilio Scherer.

Durante su homilía, Scherer transmitió el saludo de Benedicto XVI y destacó "el gran aprecio del Santo Padre" por la Argentina y Chile y "su especial estima por los pueblos" de ambos países, consignó la agencia estatal Télam.

Además, describió el homenaje a Samoré como "una señal y un testimonio de que el objetivo de la mediación fue alcanzado", y llamó a que "se profundicen siempre más" las relaciones bilaterales.

Acompañan a la Presidenta el canciller, Jorge Taiana; la ministra de Defensa, Nilda Garré; el embajador en Chile, Ginés González García, y el secretario de Cultura, José Nun.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.