En contra de Macri y por el "blindaje social"

D’Elía, Milagro Sala y la CTA marcharon por la ciudad; duras críticas a la gestión del líder de Pro
Marcelo Veneranda
(0)
10 de diciembre de 2009  

"¡Hola, Mauricio, voy para allá!", bromeó Milagro Sala, mientras con un globo en la mano simulaba estar hablando por teléfono con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. Eran las 16.30 y la líder jujeña de la organización barrial Tupac Amaru acaparaba todas las miradas y los saludos en la esquina de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, mientras aguardaba el inicio de la marcha contra la gestión porteña, a dos años de su inicio.

Las bromas se acabaron minutos después, cuando junto con el piquetero Luis D’Elía, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, y un conjunto variopinto de organizaciones políticas, como Quebracho y el Partido Humanista, descargaron durísimas críticas hacia las políticas sociales, educativas y, especialmente, de seguridad del gobierno porteño.

Salvo por D’Elía y Quebracho, la manifestación compartió dirigentes y militantes con la marcha organizada dos horas antes por la CTA. Frente al Congreso, los directivos de la central obrera rebelde presentaron cinco proyectos de "blindaje social" ante la crisis económica.

Se trató del segundo corte de calles del día, ya que trabajadores despedidos de Kraft habían protestado por la mañana frente a la sede de la Unión Industrial Argentina (Avenida de Mayo 1147) tras protagonizar a las 7 un sorpresivo corte de 40 minutos en el kilómetro 35 de la ruta Panamericana, a la altura de la planta de General Pacheco.

Además de pedir el juicio político contra Macri, D’Elía y Sala exigieron la renuncia de los ministros de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, y de Educación, Mariano Narodowski, así como la dimisión del designado jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco.

"¿Qué es esto, Macri? No es la ciudad de Cacciatore, la dictadura terminó. Le vamos a dar batalla en cada uno de los rincones de la ciudad", exclamó D’Elía, para luego enredarse en una argumentación sobre el racismo: "Lo negro y lo blanco no pasa por el color de la piel. Conozco a muchos negros que actúan como blancos y a muchos blancos que actúan como negros, como parte de su clase, reivindicando su visión de una Argentina para todos".

Por la mañana, Macri había calificado de "impresentable" la protesta de D’Elía y Sala, a quien se refirió como "esa señora de Salta". "Esta marcha impresentable que hacen hoy [por ayer] viene a alterar aún más la vida de los porteños", dijo.

Frente a la Jefatura de Gobierno porteño, Sala le replicó diciendo que su organización no marchaba "en contra de Macri" y que hace seis años que viene trabajando en la villa 31, San Telmo y Caballito, así como en varios municipios del conurbano bonaerense.

"Lo que queremos es que nos den la oportunidad de trabajar, educar y dar vivienda a los que menos tienen", dijo, y concluyó: "Si hoy estamos todos juntos es porque ustedes [los políticos] no están haciendo bien las cosas".

Sorpresivamente, sus militantes representaron el 80% de la manifestación contra Macri y casi la mitad de la concurrencia en la marcha de la CTA. Frente al Congreso, luego de que la cúpula sindical criticó al sindicalismo tradicional y al Gobierno por demorar la concesión de su personería gremial, Sala afirmó a La Nacion que su organización no está "atada" al kirchnerismo: "Cuando el Gobierno hace las cosas bien, lo felicitamos, pero criticamos lo malo, como en este momento".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.