En el conurbano, muchos barones cedieron el liderazgo