Se adelantó la interna en la izquierda y ya hay tensión