En la oposición temen que el PJ se convierta en partido hegemónico

En general se ven con escasas posibilidades de ganar las elecciones de marzo
(0)
24 de diciembre de 2001  

Es como la tortura de la calesita: la sortija pasa y pasa, pero alguien se la queda siempre.

Dos presidencias surgieron en los últimos tres días; habrá una tercera en apenas dos meses; y una cuarta dentro de menos de dos años.

Las dos primeras -Ramón Puerta y Adolfo Rodríguez Saá- han quedado en manos del peronismo. Las demás fuerzas políticas, que las han visto elevarse y caer sin posibilidad de hacer nada al respecto, temen que las dos siguientes también.

Es más: les espanta la posibilidad de que durante mucho, mucho tiempo, la sortija vuelva una y otra vez a las mismas manos.

El jefe del gobierno porteño, Aníbal Ibarra, no duda. Cuando LA NACION le pregunta si teme que el PJ se convierta en un símil del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México por 70 años sin competencia, responde: "Exacto".

El jefe del bloque de diputados de la Alianza, en disolución, Darío Alessandro, coincide. "Existe ese riesgo. Ante el evidente fracaso de la alternativa de gobierno y el hecho de que el PJ es un movimiento capaz de sucederse a sí mismo y tener diferentes rostros, se abre la posibilidad de que se consolide un movimiento de ese tipo."

En la UCR, cuyos legisladores rechazaron la convocatoria a elecciones en marzo y la ley de lemas, también existe esta inquietud. El ex presidente y senador radical Raúl Alfonsín recordó anteayer a la Asamblea Legislativa las vertientes autoritarias del PJ de 1945 y advirtió que en una crisis como la actual puede surgir un "(Adolf) Hitler o un (Franklin D.) Roosevelt".

Carlos Maestro, jefe de la bancada radical en el Senado, lo repite ante LA NACION: "Siempre ha habido esa tendencia en el justicialismo".

¿Riesgo o cálculo?

¿Es un riesgo real o sólo un cálculo político ante la imposibilidad de ganar las elecciones de marzo?

El analista político Rosendo Fraga puntualiza a LA NACION que "una cosa es partido hegemónico y otra partido dominante. Al partido hegemónico no hay posibilidad de ganarle; al dominante, es difícil. El peronismo actúa más como un partido dominante; hay una oposición que le puede ganar, aunque es difícil".

Para el consultor Manuel Mora y Araujo, las cosas son menos definidas: "Es un escenario posible; hay una cierta propensión en el PJ a ir en esa dirección. Pero el PRI perdió la hegemonía porque la sociedad se fragmentó lo suficiente para generar anticuerpos. Acá ya pasó antes siquiera de que venga el PRI".

Si todos parten de la premisa de un próximo éxito electoral del PJ, la condición para evitar su perpetuación es la existencia de una oposición consolidada. ¿Cuál será?

Fraga imagina un escenario en el que a los diferentes lemas del PJ se oponga la candidatura de Elisa Carrió (Alternativa para una República de Iguales) por la centroizquierda, con la que los radicales, imagina, intentarán llegar a un acuerdo para competir como diferentes sublemas de un mismo lema.

Ibarra parece darle la razón: "Es necesario que el espacio político no se homogeneíce y que quienes hoy tienen el poder tengan un contrapeso -razona-. Hay que apoyar a Lilita. La apoyo como jefe de Gobierno de Buenos Aires y como jefe del Frepaso, aunque todavía no realicé la ronda de consultas en el partido". Supone que la UCR también "va a apostar a contrapesar al PJ".

La UCR no parece tener claro todavía qué hacer: ni siquiera si presentar un candidato propio. Sin embargo, todos los dirigentes consultados descartaron la posibilidad de que esta crisis sea el fin del partido. Y el titular de la UCR ya mostró intenciones de competir en las elecciones de marzo.

El discurso de Alfonsín dejó en el aire la posibilidad de que se recupere, como estrategia, el histórico enfrentamiento peronismo-antiperonismo.

Raúl Alconada Sempé, uno de los hombres más cercanos al ex presidente, explicó: "Todos quedamos impactados con el comportamiento del PJ, buscando que la Asamblea Legislativa aprobara las leyes, cuando no es competente, y una ley de lemas que es un peligro. Una suerte de concepción excluyente: que ellos se autoabastecen y son autosuficientes para solucionar los problemas del país. Por eso Alfonsín saca lo del Ô45, diciendo "no vuelvan a esa época"".

En cambio, Federico Polak, amigo y ex vocero de Alfonsín, apuntó que "sería un error hacer una campaña antiperonista hoy. No hay derecho a hacerla".

Ibarra es tajante: "Alfonsín hizo mucha historia y poco presente. Sería un error reeditar la antinomia peronismo-antiperonismo".

Mientras la nueva oposición teme el predominio indisputado del PJ, Fraga advierte un peligro distinto. "El gran tema es si se repite o no el mínimo de voto positivo de octubre", cuando los votos en blanco y nulos se convirtieron en la segunda fuerza.

Para Mora y Araujo, "es muy posible que ocurra, más con la ley de lemas. Pero sólo habrá un gobierno con menos votos: no tendrá tanta consecuencia. La protesta en la calle es más importante: que finalmente se torne ingobernable la sociedad si es que no se logran algunos consensos básicos. De la Rúa sobrevivió al 14 de octubre, pero no al cacerolazo".

Los políticos no están muy convencidos. Para Ibarra, puede ocurrir, "pero es lo de menos". Maestro confía en que el PJ "tiene mucha practicidad para resolver la cuestión de Estado en el corto plazo, aunque esto signifique una hipoteca hacia el futuro" y, por eso, cree, será beneficiado.

Alconada Sempé, en cambio, advierte sobre una alternativa peor: "Si hay un temor es que las dos fuerzas principales quedemos detrás de algo distinto, que tampoco es Carrió -admite-. El desgaste es muy grande".

Definiciones

Aníbal Ibarra

  • "Es necesario que el espacio político no se homogeneíce y que quienes hoy tienen el poder tengan un contrapeso. Hay que apoyar a Lilita (Carrió). La apoyo como jefe de Gobierno de Buenos Aires y como jefe del Frepaso."
  • Raúl Alconada Sempé

  • "Todos quedamos impactados con el comportamiento del PJ, buscando una ley de lemas que es un peligro. Una suerte de concepción excluyente: que ellos se autoabastecen y son autosuficientes para solucionar los problemas del país."
  • Rosendo Fraga

  • "Una cosa es partido hegemónico y otra partido dominante. Al partido hegemónico no hay posibilidad de ganarle; al dominante, es difícil. El PJ actúa más como un partido dominante."
  • Manuel Mora y Araujo

  • "Hay una cierta propensión en el PJ a ir en esa dirección. Pero el PRI perdió la hegemonía porque la sociedad se fragmentó lo suficiente para generar anticuerpos. Acá ya pasó antes siquiera de que venga el PRI."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.