En Uruguay, creen que ganarán el juicio en la Corte Internacional