En Wall Street sólo hubo indiferencia

No sorprendió la renuncia de De la Rúa
(0)
21 de diciembre de 2001  

NUEVA YORK.- Con gran frialdad recibió ayer Wall Street la renuncia del presidente Fernando de la Rúa como consecuencia de la grave crisis económica y social argentina, mientras que los analistas daban por descontada una cesación de pagos y algún tipo de devaluación.

"Me sorprende ver cuán poco interesa en estos momentos la Argentina", comentó a LA NACION un economista norteamericano de un importante banco de inversión que requirió el anonimato. "Acá ya casi nadie tiene bonos argentinos. Ahora lo que preocupa es Brasil y qué efectos pueda llegar a tener allí, pero no se cree que tenga mucho impacto", apuntó.

Mientras las noticias provenientes de nuestro país se agravaban con el correr de las horas, en el centro financiero de Manhattan se daba por segura una cesación de pagos (default) de la deuda argentina en enero y se analizaba los posibles próximos pasos de las autoridades que asuman el nuevo gobierno. "No hay un consenso mayúsculo sobre cuál será a partir de ahora el escenario, aunque se vuelca más hacia la idea de una dolarización que hacia un plan que deje flotar la moneda libremente al estilo brasileño -dijo Fernando Losada, economista principal para América latina del banco ABN AMRO- Lo que se espera es ver qué paridad se adopta".

Poco antes de la renuncia del jefe de gobierno, todos los analistas y economistas consultados por LA NACION coincidieron en que era "irrelevante" si De la Rúa se mantenía en el cargo o no.

"Dejando de lado los actores políticos individuales, lo que importa es si la clase política en general puede ponerse de acuerdo con el conjunto de la sociedad sobre los parámetros para un programa económico sustentable en el que todos confíen", señaló Bruno Bocara, director de la calificadora de riesgo Standard & Poor´s y analista principal para la Argentina.

"El país se enfrenta a un ajuste forzoso en sus precios relativos y para ello tendrá que realizar cambios en el sistema monetario que postergó durante mucho tiempo", afirmó Bocara.

Un mal ejemplo

"La situación actual era insostenible", dijo por su parte Carl Ross, economista jefe para América latina de Bear, Stearns & Co., que señaló también que en Wall Street no hubo pánico ante el desenlace de la crisis argentina porque "estamos a fin de año, los inversores ya rebalancearon sus portfolios y ni siquiera las muertes que hubo tuvieron gran impacto".

"Creo que la Argentina se convertirá en un ejemplo, un mal ejemplo para muchos países. Porque hizo todo lo correcto, buscó siempre honrar sus obligaciones y respetar los derechos de propiedad, pero al final mire dónde está. En el mediano plazo, muchos países que se encuentren ante una situación similar optarán directamente por no pagar la deuda. Y esta es una lección de la que tiene que tomar nota el Fondo Monetario Internacional", añadió Ross.

"En definitiva, acá lo que se comenta con gracia es cómo Fernando de la Rúa ´ j...´ a los peronistas: ahora serán ellos quienes deberán tomar la dura decisión de devaluar", señaló un analista argentino que también pidió anonimato.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.