"Encontrar evasores es hacer patria"

Hubo duras definiciones del Presidente
(0)
23 de agosto de 2001  

El presidente De la Rúa anunció en un discurso de once minutos grabado anoche, y emitido por cadena oficial, que impulsará una serie de reformas en diversos organismos del Estado. "Estamos demostrando con el plan de déficit cero y su aprobación en el Congreso que asumimos la realidad y que vamos a cambiar la historia", dijo.

El jefe del Estado se comprometió a "trabajar con reglas claras y coherentes. Hay que gastar menos, recaudar más y combatir la evasión".

Y sostuvo: "En esta nueva etapa nos tocan acciones y no palabras".

De la Rúa señaló que conducirá "personalmente la reforma integral del Estado para que cumpla sus funciones hacia la gente".

Entre los puntos centrales, dijo:

  • "En el sistema tributario debe haber equidad en el esfuerzo y eficiencia en la imposición."
  • "La reforma del régimen previsional debe hacerse para eliminar privilegios y asegurar su financiamiento."
  • "La reforma de las relaciones fiscales con las provincias hay que hacerla para un país auténticamente federal, para la ley de coparticipación dispuesta por la Constitución."
  • "El PAMI y la Anses son ejemplos paradigmáticos, organismos esenciales en el frente social, cuya reforma debe hacerse para que sirvan a sus fines."
  • "La dirección impositiva y la Aduana son decisivos para reforzar el cumplimiento de la regla del déficit cero y asegurar equidad y eficiencia. También deben reformarse."
  • "La reforma integral requiere incentivar a los recaudadores de impuestos para que dediquen su vida a buscar a los evasores. Cada evasor que encontremos significará un menor esfuerzo para el pueblo. Encontrar evasores es hacer patria, porque un evasor es un delincuente y quien los encuentre tendrá su recompensa."
  • "Los países del Mercosur y EE. UU. nos reuniremos para discutir intereses comunes en el libre comercio."
  • También consideró que la ley de déficit cero "es sólo un punto de partida para las nuevas decisiones que impulsaremos. Estoy hablando de hacer una nueva Argentina, como lo hizo hace 130 años el presidente Nicolás Avellaneda", destacó el jefe del Estado, al mismo tiempo que consideró que "éste es el momento de la reacción argentina o de la rendición".
  • "La reacción no es generar más deuda, ordenar el Estado, implica gastar menos que antes -dijo-. La rendición es decir que no se puede bajar el gasto y dejarnos arrastrar hasta colapsar la economía y el futuro."

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?