Entusiasmo por el apoyo a la causa Malvinas

(0)
17 de marzo de 2012  

SANTIAGO, Chile (De un enviado especial).- Se entusiasmó en la calle cuando desde la Plaza de la Ciudadanía un grupo de jóvenes le gritó: "Las Malvinas son argentinas, presidenta". Luego la endulzaron las palabras de su par de Chile, Sebastián Piñera, cuando ratificó el apoyo de su país en el enfrentamiento de Buenos Aires con Londres. Y, finalmente, llegó el plato fuerte del día: más de 20 intelectuales y ex diplomáticos chilenos la recibieron con mucho afecto y apoyo, en la residencia de la embajada argentina, para reafirmar el respaldo chileno por las Malvinas.

Menos de una semana después de que el vicecanciller británico Jeremy Browne visitó al gobierno chileno, en la Casa Rosada no esperaban que en la visita de ayer de Cristina Kirchner existiera aquí un alto nivel de apoyo por la causa Malvinas. Las muestras oficiales e informales rebosaron las expectativas.

"La defensa de la soberanía argentina en las Malvinas será una bandera que no bajaremos", reflexionó Piñera en La Moneda, cuando le tocó hablar de los acuerdos que acababa de firmar con Cristina Kirchner.

Ese gesto se trasladó luego a la práctica cuando la Presidenta se reunió con el Grupo de Apoyo por las Malvinas. Se trata de un nutrido grupo de intelectuales chilenos identificados con diferentes corrientes políticas, entre los que se destaca el ex canciller Juan Gabriel Valdés; el embajador en la Argentina Eduardo Rodríguez Guarachi; el ex senador del Partido Socialista Jaime Gazmuri; el ex senador Carlos Ominami; el artista Benito Rojo, y el escritor Antonio Skármeta.

Este grupo se encargará de promover por distintos foros internacionales el reclamo de la Argentina por las Malvinas. En la reunión con Cristina Kirchner no se habló de la propuesta argentina de imponer vuelos de Buenos Aires a Malvinas con Aerolíneas Argentinas o de una eventual cancelación de los viajes que hoy hace LAN de Punta Arenas a Malvinas.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.