Suscriptor digital

Errores en el pedido de captura

(0)
29 de agosto de 2000  

MADRID (De nuestra corresponsal).- El juez Baltasar Garzón retomó ayer su despacho en la Audiencia Nacional. Y lo primero que encontró fue que el magistrado que lo reemplazó en sus vacaciones omitió datos en el pedido internacional de captura de Ricardo Miguel Cavallo, que llevaron a que su defensa abriera dudas sobre la identidad del detenido.

La orden fue firmada el viernes a última hora por el juez Guillermo Ruiz Polanco. Según informaron fuentes de la causa, en ella sólo figura el nombre de Miguel Angel Cavallo, sin que consten otras precisiones, como su número de documento.

Eso valió para que los defensores del detenido alegaran que el empresario Ricardo Miguel Cavallo no es la misma persona que el marino argentino Miguel Angel Cavallo, a quien el juez Garzón acusa de genocidio, tortura y secuestro en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Mientras, la detención de Cavallo ya empieza a pesar sobre la futura visita a España del presidente Fernando de la Rúa, prevista para octubre. Ayer, muchos se preguntaban cuál sería la posición del mandatario cuando visite el país donde, posiblemente, se concrete el primer proceso a un oficial argentino detenido y amparado por las leyes de punto final y obediencia debida.

Acompañado por un guardaespaldas, Garzón llegó ayer por la mañana a la sede de la Audiencia Nacional.

Sólo una vez que se hayan despejado las dudas sobre la identidad del detenido, Garzón podrá avanzar en el pedido de extradición.

Para eso, el magistrado tiene dos caminos. Puede optar por ampliar el auto de detención firmado por su reemplazante, el juez Ruiz Polanco, o bien dictar uno de procesamiento contra el argentino que se halla preso en la capital mexicana.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?