Ir al contenido

Es engañoso afirmar que un diputado y un senador argentino “cuestan” 2 y 10 veces más que uno español

Cargando banners ...