"Es una pelea política entre mafias", dijo Carrió sobre la causa ex Ciccone

La ex diputada se mostró recelosa de todo el arco político, tanto opositor como oficial, al que consideró "una corporación", y aseguró que no confía en el magistrado Rafecas; "No se comporta como juez", lanzó
(0)
12 de abril de 2012  • 00:55

La ex diputada nacional por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, volvió a opinar sobre la causa de la ex Ciccone Calcográfica, en la que se acusa al vicepresidente Amado Boudou por mal cumplimiento de la función pública.

La también ex candidata presidencial volvió esta semana al ruedo de las declaraciones públicas luego de varios meses de silencio, tras la derrota que enfrentó en octubre, cuando obtuvo un escaso porcentaje en las elecciones nacionales.

Más temprano, disparó contra Boudou, al calificarlo como "corrupto y mafioso", y publicó una columna en este medio, en la que explicó por qué según la Constitución, el vicepresidente no tiene fueros y puede ser investigado.

Esta noche, en una entrevista para el programa A dos voces, que trasmite la señal de cable TN, Carrió se mostró desconfiada de todo el arco político, tanto opositor como oficial, al que consideró "una corporación", y fue expeditiva al asegurar que las declaraciones, renuncias, y nombramientos que se sucedieron luego de que estallara el escándalo por la vinculación del vicepresidente con la causa Ciccone, son parte de una "pelea política entre mafias".

De esa forma, dijo que tanto los jueces implicados en la investigación, como los acusados, y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, están aliados. En ese sentido, afirmó que la tentativa oficial de nombrar al titular de la SIGEN, Daniel Reposo, como nuevo Procurador General de la Nación, es una estrategia "para tapar [y] alinear a los fiscales para que haya impunidad". "Hasta ahora el que los alineaba era [el ex procurador general de la Nación, Esteban Righi], que garantizaba la impunidad en el kirchnerismo y era un orgánico, que dejó de serlo por [el ex jefe de Gabinete] Alberto Fernández, que es amigo de Rafecas y de él".

Por último, Carrió no hesitó en dudar del juez a cargo de la causa de la ex Ciccone: "Rafecas no se comporta como juez [porque trabaja] en la Justicia Federal [donde] habla con uno, con el otro, donde los políticos ordenan y el procurador ordena".

Sobre Reposo, Carrió aseguró que está en incumplimiento de los deberes de funcionario público. "Vamos a denunciar ese incumplimiento", adelantó.

"El de [la ex Ciccone] es un negocio que empieza Néstor Kirchner y después toma Boudou", señaló. "El dinero lo puso [el titular del Banco Macro, Jorge] Brito, pero la sociedad con Boudou se rompió cuando [el secretario de Comercio Interior Guillermo] Moreno quiso subir el dólar", agregó.

La ex diputada dijo que "nadie quiere investigar porque no quieren tocar a Brito, que sabe todo, cuáles fueron los negocios, es un hombre de la corporación, donde están Puerta y Romero, todos están con todos", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.