Esfuerzos por bajar el tono de la pelea

Todo el oficialismo minimizó los roces Los ministros Alberto y Aníbal Fernández hablaron de meras "diferencias de opinión" Hilda Duhalde afirmó estar contenta con la marcha de la economía
(0)
27 de abril de 2004  

Diversos dirigentes, legisladores y funcionarios buscaron ayer minimizar la pelea entre el presidente Néstor Kirchner y su antecesor, Eduardo Duhalde, y enmarcaron las opiniones cruzadas en meras "diferencias de opinión en temas concretos".

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, negó que se haya roto la alianza entre ambos y se mostró confiado en que la discusión "seguramente se superará" porque -sostuvo- se trata únicamente de "distintas maneras de apreciar la coyuntura".

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, también trató ayer de minimizar el diferendo al señalar que Kirchner y Duhalde solamente manifestaron "opiniones distintas" sobre la devaluación.

En un sentido similar se expresó la diputada Hilda González, esposa del caudillo bonaerense, al señalar que Duhalde tuvo "una actitud de enorme prudencia y acompañamiento" desde que asumió el actual gobierno.

De todos modos, volvió a defender la devaluación -uno de los ejes de la pelea- y destacó que esa medida generó "una reactivación económica muy importante en la Argentina".

Agregó que tanto ella como su esposo están "muy contentos con los números macroeconómicos" logrados por la actual gestión, aunque resaltó que "todavía hay mucho por hacer".

A su turno, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Jorge Argüello, comentó que Duhalde "normalmente se ríe cuando aparece este tema", en referencia a la confrontación del líder del PJ bonaerense con el Presidente.

Consultado sobre la posibilidad de que este entredicho se traslade al Congreso, y específicamente al bloque justicialista, Argüello descartó esa eventualidad y recordó que "todas las leyes que el Poder Ejecutivo ha pedido han salido y ninguna ha sido votada con el bloque dividido". "No hay ningún elemento que me haga prever que eventuales diferencias de hechos del pasado o sobre el presente puedan derivar en un resquebrajamiento en el bloque oficialista", señaló.

Otro que buscó restarle importancia al enfrentamiento fue el ex jefe de Gabinete de Duhalde y actual diputado nacional, Alfredo Atanasof, que destacó: "No es un tema para dedicarle demasiado tiempo".

"Si se ponen en otro plato de la balanza las coincidencias, como la política exterior común, como el haber cambiado una cultura de la intermediación financiera y la usura por una nueva estructura económica basada en la producción y el trabajo, ahí se ven las coincidencias, que son las que verdaderamente los argentinos estamos esperando", dijo Atanasof.

La única nota discordante la puso el senador Eduardo Menem (PJ-La Rioja), para quien "Kirchner está tratando de quedarse solo en la escena política sacando al ex presidente".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.