España aportará US$ 95 millones para programas sociales y de salud

El ministro Rodrigo Rato reclamó que se cumpla el acuerdo con las provincias
Silvia Pisani
(0)
26 de junio de 2002  

MADRID.- El gobierno español concederá facilidades financieras a la Argentina por un monto cercano a los 95 millones de dólares, según anunció ayer aquí el ministro de Economía y vicepresidente segundo del gobierno, Rodrigo Rato. Al hacerlo, advirtió, no obstante, que esos fondos tienen "destino social" ya establecido. Y que la percepción de los mercados sobre nuestro país "no cambiará solamente por lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", sino por la adopción de "políticas domésticas claras en la misma línea".

El ministro señaló específicamente la necesidad de ejecutar "la política presupuestaria anunciada" y el consecuente acuerdo entre el gobierno central y las administraciones provinciales, plasmado en un documento de catorce puntos firmado semanas atrás en Buenos Aires y que todavía no fue cumplido en su totalidad.

Rato anunció la citada línea de crédito durante un seminario financiero realizado en Madrid y cuyos entreactos estuvieron signados por los comentarios sobre la Argentina.

Las noticias de la "imparable" devaluación del peso frente al dólar, las denuncias de presiones en el mercado cambiario y el fallo que declaró inconstitucional al corralito bancario fueron tema obligado.

Mientras, y de modo formal, como parte de su exposición, Rato se sumó a la tesis dominante en medios financieros locales de descreer de los alcances de un eventual efecto contagio de la crisis argentina sobre la economía de los países vecinos en América latina.

"Conviene diferenciar los riesgos en la zona", dijo el vicepresidente español, y al evaluar específicamente la situación de Brasil opinó que la notable suba de su indicador de riesgo país "obedece a cuestiones domésticas que pueden ser fácilmente resueltas" por el gobierno del país, liderado por Fernando Henrique Cardoso.

En cuanto al préstamo, Rato explicó que será de 100 millones de euros (unos 95 millones de dólares) y que se formalizará por el gobierno de José María Aznar en su próxima reunión de gabinete, pasado mañana.

"Será destinado a programas sociales de ayuda al desarrollo", dijo el vicepresidente. Explicó que la intención de la administración española es contribuir a garantizar "las condiciones económicas y sociales del pueblo argentino".

Otra ayuda

La pretensión es que la ayuda económica sirva para financiar programas relacionados con el suministro de equipamiento hospitalario, medicinas, material educativo, tratamiento y potabilización del agua, "y otros proyectos o suministros de interés social".

Hace poco más de un año, España acordó prestarle 1000 millones de dólares a la Argentina y se convirtió así en el único país que, en forma individual, sumó ayuda al operativo de blindaje financiero negociado por el ex presidente Fernando de la Rúa y acordado con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el BID. De ese monto, ya se desembolsaron 840 millones de dólares, según trascendió.

En aquella ocasión sonaron las primeras voces de advertencia en Madrid sobre el futuro económico de la Argentina. A partir de la crisis de diciembre último, ese mensaje se tornó más duro y ayer lo renovó el ministro Rato.

Al tiempo que anunciaba el nuevo préstamo, Rato instó a las autoridades argentinas a "ejecutar definitivamente" las medidas anunciadas en materia de política presupuestaria y a "cerrar definitivamente" el acuerdo pendiente entre los gobiernos central y provinciales.

Todo eso ocurrió durante un seminario financiero organizado por el grupo Recoletos -que mantiene intereses en nuestro país, al ser propietario del diario El Cronista-, en el que buena parte de los asistentes demostró estar al tanto de las noticias más recientes sobre la economía argentina.

"Nadie quiere aquí que a la Argentina le vaya mal. El problema es que es difícil ayudar a quien no se ayuda", dijo uno de los asistentes, al comentar el préstamo anunciado por Rato. "De lo que se trata ahora es de colaborar con quien lo está pasando mal, que es el pueblo argentino", añadió.

Del total del préstamo, unos 47 millones de dólares serán aportados por un Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) del gobierno español, se entregarán a un plazo de 10 años, incluyendo cuatro de eventual gracia (no se pagan servicios del préstamo durante ese lapso), y una tasa de interés anual del 4,7 por ciento.

En tanto, los otros 48 millones se instrumentarán por medio del Programa de Cooperación Económico y Financiero. El crédito "contribuirá de una manera rápida y eficaz al desarrollo de las áreas asistenciales más necesarias para la población argentina, como infraestructuras básicas, salud, educación y asistencia a la población más desprotegida", señaló la información oficial.

En tanto, el otro programa "supondrá un alivio para la situación actual del país, en la medida en que disminuirán los flujos que deba detraer de los presupuestos para acometer estas necesidades sociales básicas".

Asimismo, reducirá "la necesidad de divisas con las que hacer frente al suministro de bienes y servicios imprescindibles en la situación actual" y que "supone un importante apoyo a los esfuerzos de estabilización económica y social que las autoridades argentinas están realizando en circunstancias tan difíciles", indicó el gobierno español.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.