España comenzó gestiones para evitar la confiscación de YPF en enero

El ministro de Industria, José María Soria, admitió que la Moncloa detectó un cambio de posición de la Casa Rosada con respecto a la petrolera a principio de año
(0)
24 de abril de 2012  • 11:29

España advirtió la posible expropiación de YPF en enero pasado, pero sus gestiones para evitar dicho desenlace no dieron sus frutos. Así lo reveló hoy el ministro de Industria español, José Manuel Soria, quien, tras comparecer ante el Congreso de su país, develó que la administración de Mariano Rajoy "activó todas las alarmas e inició una intensa actuación diplomática", según indica el diario El País.

Soria admitió que el Palacio de la Moncloa empezó a detectar un cambio de posición de la Casa Rosada con respecto a Repsol-YPF en enero, pero envió una delegación propia a Buenos Aires el 21 de febrero.

La comisión española fue encabezada por el secretario de Estado para Iberoamérica, Jesús Manuel García, que se reunión con autoridades del ministerio de Planificación sin avances determinantes.

Apenas dos días después, el representante kirchnerista en el directorio de YPF, Roberto Baratta, pidió incorporar a la reunión al viceministro de Economía, Axel Kicillof, y al secretario de Energía, Daniel Cameron, pero se lo negaron. Fue la primera avanzada del Gobierno contra la petrolera.

Ante tal situación, Soria viajó a la Argentina el 28 de febrero para reunirse con el ministro Julio De Vido. En las oficinas de Planificación, ambos funcionarios firmaron un compromiso de creación de dos grupos de trabajo para analizar las inversiones españolas en el país, pero De Vido lo desmintió.

"Expresé que entre amigos es mejor dialogar y llegar acuerdos, y manifesté lo importante que era YPF para Repsol y Repsol para España", dijo hoy Soria ante la Comisión de Industria del Parlamento español.

Según el ministro, el último intento diplomático fue del propio presidente Rajoy a través de una carta a Cristina Kirchner. No hubo respuesta. El 16 de abril, la jefa de Estado anunció la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF.

España repudió la medida y tras amenazas de medidas contra la Argentina y de tejer un apoyo internacional en el ámbito de la Unión Europea y organismos multilaterales, el viernes pasado anunció que frenará la compra de biocombustible argentina, que el año pasado cuantificaron unos 900 millones de dólares.

Pero esta semana la Moncloa bajó el tono de su ofensiva. El ministro de Industria aseguró que la intención de Rajoy es mantener "las mejores relaciones" con Argentina y hasta el rey Juan Carlos afirmó que invitará a la Presidenta a la próxima Cumbre Iberoamericana en Cádiz, que se desarrollará en noviembre.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.