España: "No queremos perjudicar a los argentinos"