Estafa a jubilados: admiten fallas en el control de mutuales

Falta personal y equipos para la tarea
Gabriel Sued
(0)
4 de abril de 2006  

Ante las reiteradas estafas contra jubilados cometidas por mutuales y cooperativas que reveló ayer LA NACION, Patricio Griffin, el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) -organismo que audita esas entidades-, sostuvo que durante los últimos meses se introdujeron reformas para mejorar el sistema, pero admitió que en la actualidad persisten las deficiencias en el control.

En la nota publicada ayer se reflejó un informe de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) con numerosos cuestionamientos sobre el funcionamiento del Inaes durante 2004. Además, se informó que durante el último año hubo más de 1500 denuncias de jubilados en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), por descuentos de mutuales y cooperativas que cobraban afiliaciones falsas o créditos que nunca habían sido tramitados por los pasivos.

Si bien Griffin rechazó la mayoría de las objeciones de la Sigen, en diálogo con LA NACION informó que por mes sólo se auditan los balances de 80 de las 1200 mutuales y cooperativas dedicadas a prestar ayuda financiera. La normativa indica que los controles de los balances de esas entidades deben ser mensuales.

El funcionario detalló que esas verificaciones son manuales porque el organismo aún no cuenta con sistema informático para efectuar un control digitalizado. "Los balances se controlan mal, pero se van a controlar mejor", dijo.

Recursos humanos

Griffin precisó, además, que para optimizar las tareas de auditoría, el Inaes necesita un aumento de personal del 50 por ciento. "Actualmente tenemos unos 280 empleados y estamos pidiendo 428 personas", afirmó.

Al frente del Inaes desde septiembre de 2004, Griffin destacó que durante el último año el organismo adquirió 180 computadoras y dos servidores que permitirán el funcionamiento del nuevo programa de control desde junio próximo, para cuando está prevista la instalación del nuevo sistema informático.

Según los planes del presidente del instituto, los controles sobre las mutuales y cooperativas se mejorarán también a partir del censo nacional que el organismo está haciendo desde febrero y que finalizará en junio próximo.

En la actualidad, hay registradas unas 32.000 mutuales y cooperativas en todo el país, de las cuales 681 prestan servicios a jubilados y pensionados. Griffin informó que desde septiembre de 2004 el Inaes dio de baja a casi 1300 entidades.

Uno de los cuestionamientos de la Sigen es que durante 2004 el Inaes entregó a las entidades certificados de vigencia que carecían de prenumeración impresa y del membrete del instituto.

Griffin dijo que eso no es más así desde enero de ese año e informó que en noviembre del año pasado se emitió una resolución que hace más rigurosas las certificaciones que habilitan el funcionamiento de las mutuales y cooperativas.

Por su parte, el director ejecutivo de la Anses, Sergio Massa, reiteró ayer su preocupación por el tema. "Hay un sistema que fue pensado como protección y servicio, utilizado por algunos delincuentes a los efectos de vulnerar, estafar a jubilados y pensionados", dijo en declaraciones a Radio Mitre.

La mayor parte de las denuncias que hay en la Justicia por este asunto fueron realizadas por la Anses. Sin embargo, tras una investigación preliminar, el fiscal general de Tucumán, Antonio Gómez, sostuvo que las maniobras no podrían haberse llevado a cabo sin la complicidad de funcionarios de ese organismo.

Según la normativa vigente, los descuentos a jubilados y pensionados en concepto de cuota de afiliación se realizan a partir de la información que entregan las mutuales y cooperativas, sin mayores controles. Los documentos que respaldan esas afiliaciones sólo son verificados a partir de las quejas de los beneficiarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.