Estrategia para cambiar la reforma

Los senadores del PJ, embarcados en una política mediática, apuestan a cambiar el proyecto laboral
Los senadores del PJ, embarcados en una política mediática, apuestan a cambiar el proyecto laboral
(0)
20 de marzo de 2000  

Los senadores del PJ están discutiendo la reforma laboral en el plano de la comunicación más que en el técnico. Pretenden instalar en la opinión pública que este proyecto de ley, acordado entre el Gobierno y la CGT oficial, traerá como consecuencia una rebaja de salarios y la precarización de las relaciones del trabajo.

De conseguir este objetivo de máxima, entonces, el bloque justicialista se sentirá habilitado para introducir cambios medulares en el texto original o para rechazar la norma, si fracasa un acuerdo con el Gobierno y éste se niega a conformarse con una reforma híbrida.

Por eso, en el Senado, el debate de la iniciativa, que en la Cámara de Diputados fue el principio de la fractura de la CGT (que terminó de concretarse el jueves último), se transformó en una pulseada más sutil por fijar la agenda.

Con calma, el bloque mayoritario invitó a los ministros a participar de una ronda de consultas (además, concurrirá el titular de la CGT, Rodolfo Daer, el miércoles próximo) y, a casi veinte días de haber ingresado el proyecto en el cuerpo, amenazó con introducir cambios, pero todavía no elaboró una propuesta alternativa. Sólo existen iniciativas sueltas.

"No escribamos nada. Así veremos cómo avanzan las negociaciones y qué margen político tenemos", acordaron en la bancada del PJ, según relataron a La Nación dos de sus integrantes.

Los legisladores de la Alianza, que al principio habían aconsejado al ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, tener paciencia, ya empezaron a desesperar. Un influyente senador de la UCR anticipó a La Nación que el oficialismo pondrá en marcha un operativo para sondear los ánimos del PJ.

Traspiés del Gobierno

El tiempo juega en contra del Gobierno y esto lo saben en la Casa Rosada, porque los senadores opositores especulan con los primeros traspiés de la administración del presidente Fernando de la Rúa: los efectos del impuestazo, la falta de recursos para las provincias o las consecuencias de la rebeldía del sector sindical de Hugo Moyano.

Si antes el peronismo argumentaba que tenía que colaborar con el Gobierno para no ir a contrapelo de los votantes que habían confiado en De la Rúa, ahora comienza a restregarse las manos en un escenario menos exitista para la Alianza.

Ya lo había anticipado, en diciembre último, un oficialista conocedor de la dinámica del Senado: "Si no sacamos las leyes en los primeros seis meses, después va a ser imposible".

Los tiempos parecen haberse adelantado. Es evidente que el bloque del PJ endureció su discurso respecto de la reforma laboral y desechó la posibilidad de aprobarla sin cambios, como evaluaba tiempo atrás. Además, empezó a idear estrategias en el recinto para desgastar a De la Rúa.

Los senadores de la Alianza, por su parte, critican al Gobierno por haber gastado todos los "cartuchos" en la negociación con la CGT durante la discusión en la Cámara baja, lo que deja ahora poco margen para el trueque político sin comprometer el espíritu de la reforma laboral.

Tironeos

  • Cambios: el bloque de senadores juisticialistas analiza introducir dos cláusulas al texto sancionado por la Cámara de Diputados: una para garantizar que la reforma laboral no produzca una rebaja de sueldos y la otra para asegurar que el trabajador siempre se verá beneficiado por el convenio colectivo más favorable, en caso de recurrencia en las negociaciones.
  • En contra: el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, ser niega a aceptar estas modificaciones porque argumenta que alteran el espíritu de la ley.
  • Dudas: los senadores peronistas, sin embargo, todavía no tienen escritos estos retoques. Esperan un escenario político más poropicio para evaluar si pueden avanzar con cambios profundos.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.