Estudian nuevas reglas para pagar deudas

Economía analiza si mantiene la pesificación uno a uno en créditos inferiores a US$ 100.000 y el cambio a $ 1,40 en no pesificados
Economía analiza si mantiene la pesificación uno a uno en créditos inferiores a US$ 100.000 y el cambio a $ 1,40 en no pesificados
(0)
22 de enero de 2002  

El Gobierno analiza modificar las condiciones actuales para pagar las deudas originalmente contraídas en dólares, lo que supondría una marcha atrás en los lineamientos que fueron difundidos pocos días atrás. Ayer, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reconoció en declaraciones radiales que la pesificación de los créditos hipotecarias de menos de US$ 100.000, que hasta ahora se rige con la paridad US$ 1=$ 1, podría reverse una vez que se defina el mecanismo indexatorio para las deudas y créditos en dólares.

Por otra parte, en los créditos no pesificados, por ahora los deudores seguirán rigiéndose con el tipo de cambio oficial de 1,40 peso por dólar, según dijo a LA NACION el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, pero no se sabe qué pasará cuando haya un sólo tipo de cambio libre y desaparezca el oficial.

"Es parte de las charlas que estamos manteniendo. De momento es así. Se paga a razón de 1,40 hasta que se flote libremente", dijo el ministro.

Los créditos hipotecarios de más de 100.000 dólares; los de refacción de viviendas por más de 30.000; los prendarios de más de 15.000 para autos particulares y de 100.000 para transporte de cargas y pasajeros; y los destinados al consumo de más de 10.000, son los conocidos como "no pesificados" y que por el momento deben ser pagados con dólares o pesos pero a $ 1,40 por dólar. Los que no superan esos montos, se pesificaron a la paridad que rigió durante diez años la convertibilidad en la Argentina: un peso=un dólar.

Según datos del Banco Central, los créditos pesificados a la paridad 1 a 1 suman 21.000, mientras que los pesificados al tipo de cambio oficial de $ 1,40, superan los 36.000.

Ayer, en tanto, sobre los mecanismos compensatorios que Economía estudia para transformar a pesos los depósitos que los ahorristas tienen en los bancos, en dólares, el jefe de Gabinete se entusiasmó y dijo que esta semana el Palacio de Hacienda hará los anuncios sobre cómo se compensará. Pronóstico que en el edificio de Economía desecharon de raíz.

"Estamos trabajando en la definición más detallada de la medida, para evaluar el impacto para depositantes y ahorristas. En ese sentido se va a explicitar esta semana", indicó Capitanich. Pero todo apunta a que no será así.

Tampoco pudo dar precisiones sobre si a los ahorristas se les devolverán sus depósitos en dólares a 1,40 o 1 a 1. "Eso está siendo analizado por el ministro de Economía con su equipo económico. Lo van a anunciar próximamente", señaló.

Compensar los ahorros

Lo cierto es que la devolución está más cerca que sea por medio de un mecanismo de actualización similar a la Unidad de Fomento (UF) que aplica Chile. De ser así, el Gobierno debería decidir cuáles serán los componentes del índice (inflación, precios minoristas, costos mayoristas, por citar ejemplos) y el período de actualización con el que se aplicará.

Se especulaba con que la unidad indexatoria surgiría del ajuste sobre la base de la devaluación del 29% que tuvo el peso (según el tipo de cambio oficial) y de la inflación ocasionada por esa devaluación, que fue de entre 1,5% y 1,9%, según dijo ayer Capitanich.

De todos modos, esto no pudo ser confirmado ayer con ningún funcionario de Economía, que no respondieron a las persistentes llamadas de LA NACION. Por eso, la información sobre los futuros pasos del Gobierno provino en su mayoría de fuentes cercanas al presidente Eduardo Duhalde, ante la negativa de Hacienda de brindar precisiones tras el desconcierto que generó en la población la noticia de que el Gobierno no respetará la moneda original en la que se habían hecho los depósitos, tal como prometió Eduardo Duhalde al llegar al poder.

"Es una cuestión central. Pretendemos que el ahorrista no se vea perjudicado. Existe la posibilidad de instrumentar las medidas que está estudiando Economía, para que tenga, por un lado, la posibilidad de una unidad indexatoria y, por el otro, un mercado de divisas a futuro que permita generar un mecanismo de traslación de pesos a dólares", dijo.

Opiniones encontradas

En tanto, las opiniones sobre la pesificación anunciada por el Gobierno no se hicieron esperar. Consultado el economista de FIEL Daniel Artana, ex viceministro del fugaz equipo económico de Ricardo López Murphy, el efecto de la pesificación sobre los ahorros en dólares dependerá de la regla monetaria que se utilice para ajustar los depósitos. "Se trabaja, sin saber los detalles, en un esquema que va a corregir por algún índice de inflación (...) Esto protege a la gente un poco más, pero es difícil que la gente pueda obtener en valor los mismos dólares que tenía ahorrados en los bancos", sostuvo el economista.

En tanto, el economista de la Fundación Mediterránea, Jorge Vasconcelos, sostuvo que la solución de la crisis cargará "sobre las espaldas de los ahorristas y asalariados". En medio del tema de la pesificación, la Secretaría de Finanzas se preocupó anoche de desmentir que el Gobierno se proponga unificar los bancos oficiales. "Esa información carece absolutamente de veracidad", afirmó el secretario, Lisandro Barry.

Protesta

Un millar de personas con deudas hipotecarias no pesificadas se manifestó ayer frente al Palacio de Justicia reclamando que los préstamos que pidieron en dólares sean pasados a pesos con un tipo de cambio uno a uno. Hoy, la Asociación de Defensa de Consumidores y Usuarios planteará ante la Justicia la inconstitucionalidad de la medida, que dejó afuera a quienes deben más de US$ 100.000 en el caso de los hipotecarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.