"Estuvimos a dos centímetros de tener un policía muerto", dijo un ex subjefe de la Bonaerense